La ortografía y gramática contarán un máximo de dos puntos en las oposiciones a maestro

Algunos de los asistentes a los cursos de formación para los tribunales, con la consejera de Educación. / CARM
Algunos de los asistentes a los cursos de formación para los tribunales, con la consejera de Educación. / CARM

La convocatoria de la oferta de empleo impone un criterio base en todas las especialidades para evitar que se repitan las quejas del pasado año

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

El descontento generado en las últimas oposiciones de profesor de Secundaria entre algunos aspirantes disconformes con su calificación ha llevado a la Consejería de Educación a tomar medidas preventivas para evitar dudas, a gestionar el proceso con luz y taquígrafos, y a concretar públicamente todos los detalles este año. Uno de ellos, y que en la pasada convocatoria también fue objeto de polémica, es el referente a la penalización por las faltas de ortografía e incorrecciones que puedan cometer los opositores. Si el año pasado cada tribunal establecía su criterio, para esta convocatoria se ha marcado una directriz común que queda explicitada en uno de los anexos, y que establece que «la corrección ortográfica y el uso correcto de la lengua tendrán una puntuación del 20%» sobre el total de la calificación en cada parte de la primera prueba del examen (las que tienen un carácter más teórico y exigen desarrollo escrito). En la práctica, la buena o mala ortografía pesará un máximo de dos puntos sobre diez.

A partir de ese criterio común, las comisiones de evaluación de cada especialidad y tribunal detallarán cómo se aplica. Es decir, qué puntuación asignan a una falta, a varias tildes... En cualquier caso, los opositores sabrán en esta ocasión a qué atenerse, y tendrán claro que el máximo de puntos que pueden perder por faltas son dos. Ese límite no se aplicaba hasta ahora en todas las especialidades, lo que provocaba que, en determinadas materias, como Lengua e Inglés, los opositores pudieran suspender por faltas. Si cometían seis, por ejemplo, se quedaban sin opciones de aspirar a un aprobado aunque su exposición del tema mereciera un 10. En las últimas oposiciones de Secundaria también se registró un elevado número de suspensos en la especialidad de Inglés por la reiteración de faltas.

LO QUE DICE LA CONVOCATORIA

Ortografía
«Con el objeto de coordinar las actuaciones de las diferentes especialidades en la valoración de una dimensión esencial y transversal para el cuerpo de maestros, como es la corrección ortográfica y el uso correcto de la lengua, la puntuación asignada a dicha dimensión será del 20% de la puntuación total de cada parte de la primera prueba para todas las especialidades».

En el próximo proceso para lograr una de las 1.300 plazas de maestro convocadas este año, los aspirantes podrán, además, reclamar una copia (fotográfica) de su examen corregido una vez se publiquen los resultados provisionales de la prueba. También con el objetivo de garantizar mayor seguridad para los candidatos, los presidentes de los tribunales han comenzado a realizar un curso de 20 horas que incluye formación sobre la normativa, los procesos de reclamación y la gestión de la documentación. Doscientos cincuenta docentes se integrarán en una bolsa de la que saldrán elegidos los presidentes de tribunal.

En otros exámenes no había una pauta común, y dependiendo de la especialidad podían detraerse puntos sin límite o solo uno como máximo

La formación, que es la primera vez que se realiza con esa premura y organización, consta de una primera fase con 12 horas de curso, y de unas jornadas que tendrán una duración de 8 horas y en las que los presidentes y secretarios de los tribunales ya constituidos trabajarán las tareas informáticas que tendrán que llevar a cabo en el desarrollo de la oposición. La primera fase de la formación específica para presidentes de tribunales se completó la pasada semana.

La consejera de Educación, Adela Martínez Cachá, quien asistió a una de las sesiones de los cursos, informó de que su departamento está dando prioridad a la formación de los funcionarios que formen parte de los tribunales, por lo que, en colaboración con el Centro de Profesores de la Región de Murcia, se ha diseñado un plan que consta de dos actuaciones: la primera fase con 12 horas de formación en la modalidad de curso, que ya se ha completado; y las jornadas en las que los presidentes y secretarios de los tribunales ya constituidos trabajarán las tareas informáticas que tendrán que desarrollar durante la oposición.

Para el curso que acaba de finalizar han sido citados un total de 257 funcionarios del cuerpo de maestros, todos ellos con experiencia en diferentes tareas docentes y de gestión: como miembros de tribunales, en tareas relacionadas con la gestión de los centros... La Administración regional contará con esos docentes a la hora de designar a los presidentes de los órganos de selección, tanto en este año 2019 como en la próxima convocatoria de oposiciones al cuerpo de maestros, que se realizará en 2021.

Tres bolas

Las pruebas para ganar una plaza de profesor funcionario constarán pues de dos fases: una oposición sobre el temario, en la que puntúan las calificaciones logradas en los exámenes; y el concurso de méritos, que adjudica puntos en función de los años de trabajo acumulados y los logros académicos. La primera fase, la de oposición, introdujo el año pasado dos novedades: la calificación cuenta como máximo un 60% en la nota final (en lugar de un 66% como hasta entonces). En esa fase, que hay que aprobar para pasar a la siguiente, los aspirantes podrán escoger entre más temas para desarrollar, y elegir uno de entre las tres bolas que saquen. Solo los aspirantes que aprueban esa fase de oposición pasan a la de concurso, que pesa ahora un 40% de la nota final, y que da más valor a los años de experiencia impartiendo clases de los docentes interinos.

La consejera de Educación insistió en remarcar que la de este año es la oferta más abultada de la última década, «y contribuirá de manera determinante a la estabilidad de los docentes y de las plantillas de los centros públicos de nuestra Región».

Instrucciones al detalle para que los tribunales sepan cómo actuar en cada momento

Los presidentes de los tribunales de la próxima oposición recibirán este año más formación que nunca sobre el proceso selectivo. Más de 250 docentes y técnicos han participado en las primeras sesiones de los cursos de formación, en los que han tratado cuestiones como el acto de presentación y el desarrollo de los ejercicios escritos, se han resuelto dudas respecto al desarrollo de todas las pruebas, y han trabajado los criterios de valoración y calificación, así como la resolución a las posibles alegaciones que puedan presentar los opositores a las puntuaciones obtenidas a lo largo de todo el proceso selectivo. «Es importante que lo tengamos todo claro, que se sepa qué hacer en cada momento», destacó Cristina Sánchez, catedrática de Latín y una de las formadoras. Para Yolanda Merlo, que ya ha participado como miembro de tribunal en dos procesos, «a todos, opositores y examinadores, les da más seguridad y tranquilidad saber qué opciones hay en cada momento; qué hacer si alguien llega sin el DNI, si exige ver su examen y no está de acuerdo con su nota... que las normas estén claras».

Más