La redada de las peleas de gallos se salda con 182 arrestos y 103 aves decomisadas

Decenas de arrestados vigilados por agentes de la Policía Nacional. / CNP

La Policía encontró seis animales muertos por las heridas sufridas en combates, además de cuchillas y espolones, e intervino 300.000 euros

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

La celebración de una exhibición nacional, organizada por la denominada Federación del Gallo Murciano, fue la ocasión elegida por la Policía Nacional, el sábado pasado, para desencadenar una gran redada contra las organizaciones que supuestamente se dedican a preparar riñas de estas aves con el trasfondo de grandes apuestas económicas. Los datos de las operación, en la que intervinieron decenas de agentes, ofrece una idea bastante fiel de las dimensiones del operativo, pues se saldó con la detención de 182 sospechosos de implicación en un delito de maltrato animal, 103 gallos de peleas intervenidos -seis de ellos, muertos-, más de 300.000 euros decomisados, 57 actas levantadas por posesión de armas blancas y sustancias estupefacientes y, al margen de todo ello, la incautación de 87 plantas de marihuana que se cultivaban ilícitamente en la finca de Sangonera la Verde asaltada por las fuerzas policiales.

El operativo se puso en marcha el pasado sábado por la tarde, después de que los investigadores de la Jefatura Superior de Policía tuvieran conocimiento de que decenas de aficionados -unos 200- se habían citado en torno a un reñidero situado en esa pedanía murciana, en la que en el año 2011 la Policía ya efectuó una redada de similares dimensiones. Ante la elevada afluencia de personas llegadas de toda España, e incluso de Portugal y Francia, y el riesgo de que pudieran producirse altercados, la Jefatura solicitó el apoyo de miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOE), llegados desde Valencia y Barcelona, a los que se sumaron funcionarios del Grupo de Medio Ambiente y de la Sección de Control de Juegos de Azar de la Policía Judicial y un numeroso contingente de efectivos de la propia Jefatura Superior.

CNP

Después de superar las medidas de seguridad que la organización del evento había establecido, policías nacionales pertrechados de material antidisturbios irrumpieron en el centro del reñidero y conminaron a los presentes a no moverse de sus asientos. Decenas de asistentes fueron detenidos, hasta un total de 182, como sospechosos de participar en un espectáculo en el que los animales son sometidos a maltrato, al margen de que se está investigando además su posible implicación en apuestas ilegales. Otro de los asistentes fue arrestado por usurpación de identidad, al haber presentado un DNI que era de un hermano suyo, e igualmente se constató que uno de los identificados se encontraba reclamado judicialmente.

Notas sobre las pujas

Los agentes procedieron a cachear a los intervinientes en el espectáculo y decomisaron un total de 300.000 euros, presuntamente destinados a realizar apuestas ilícitas, así como diversa documentación que acreditaría las mismas; concretamente, libretas en las que se habrían apuntado las pujas que se iban realizando en cada riña.

En tres datos

3
personas seguían estando ayer detenidas: el dueño de la finca, el 'curandero' de los gallos heridos y un tercer implicado.
103
gallos de combate decomisados, entre ellos seis ya muertos.
87
matas de marihuana fueron localizadas en una plantación ilegal.

En el recinto se encontraron igualmente un total de 103 gallos de peleas, de los cuales seis estaban muertos, en apariencia como consecuencia de las lesiones sufridas durante los combates. Aunque las riñas de gallos están autorizadas en algunas comunidades, como Andalucía y Canarias, estas deben realizarse bajo determinadas premisas, como las de protegerles los espolones, con el fin de prevenir la muerte de las aves o que sufran heridas de gravedad. Según la información facilitada ayer por fuentes próximas al Cuerpo, en Murcia no solo no está legalizada esta actividad, sino que existen datos para sospechar que en este acontecimiento se ponía a reñir a los animales 'a espolón desnudo' e incluso, en el peor de los casos, se les incorporaban espolones metálicos o de hueso que multiplican el devastador efecto de los golpes. De hecho, lo agentes intervinieron algunos de estos instrumentos, como también cuchillas y un gran número de armas blancas y otros utensilios ilegales, como puños americanos. Especial sorpresa causó el hecho de hallar sustancias dopantes que presuntamente eran utilizadas para incrementar el 'instinto asesino' de las aves.

Más abogados de oficio

Las inusuales dimensiones de esta operación policial obligó a repartir a los casi 200 detenidos por varias comisarías de la Región y a movilizar a un amplio grupo de abogados del turno de oficio, que prestaron la cobertura necesaria para que los sospechosos fueran fichados y, tras una breve toma de declaración, quedaran libres con cargos a la espera de ser citados por el juzgado. Ayer solo quedaban arrestados tres presuntos implicados: el dueño de la finca que albergaba la gallera, conocido como Antonio 'El Gordo', un empleado que hacía las veces de 'curandero' con las aves heridas y una tercera persona cuyo grado concreto de participación en esta actividad no ha trascendido.

La finca de Sangonera la Verde estaba acogiendo el sábado un campeonato nacional al que asistían unos 200 aficionados

A modo de propina de la intervención policial, los agentes se toparon con una plantación con 87 matas de marihuana, que fueron inmediatamente decomisadas.

Otra redada en 2011 se saldó con el arresto de en torno a un centenar de personas y la intervención de 70.000 euros en metálico, decenas de gallos y hasta un arma de fuego.

Carmen Fernández: «La Federación de Gallos está legalmente reconocida en Murcia»
Carmen Fernández.

La abogada Carmen Fernández es posiblemente la persona que mejor conoce el panorama legal de las riñas de gallos en la Región de Murcia. Ya en 2011 asumió la defensa de los principales sospechosos de organizar un gran espectáculo en torno a las peleas de estas aves en Sangonera la Verde, que acabaron saliendo absueltos tras sentarse en el banquillo por un presunto delito de maltrato animal. Ayer, Carmen Fernández expresó a 'La Verdad' su convicción de que sus clientes, entre quienes se encuentra el propietario de la finca rústica, no han cometido delito alguno tampoco en esta ocasión, «porque lo que es legal en Andalucía y Canarias no puede ser ilegal en Murcia». Incluso desveló que en ese recinto está ubicada la sede de la Federación del Gallo Murciano, que está legalmente reconocida por la Administración regional. «Habían organizado un campeonato nacional y hasta tenían preparados los premios, incluso habían contratado a un cantante de flamenco», señaló.

 

Fotos

Vídeos