Ocho pacientes fallecieron en 2016 sin llegar a ser operados del corazón por las demoras

Una intervención de Cirugía Cardíaca en La Arrixaca. / v. vicéns
Una intervención de Cirugía Cardíaca en La Arrixaca. / v. vicéns

Un informe interno revela el colapso que sufrió Cirugía Cardíaca de La Arrixaca durante años, aunque ahora las esperas son menores

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

Ocho pacientes que estaban en lista de espera para una intervención de Cirugía Cardíaca en La Arrixaca fallecieron en 2016 sin llegar a entrar al quirófano fruto del colapso que sufría el hospital en esos momentos. Así se recoge en un informe interno al que ha tenido acceso 'La Verdad'. «La lista de espera sigue siendo inaceptablemente alta; de hecho, ocho pacientes fallecieron durante la espera a la intervención durante el año 2016», señala, en concreto, el documento, elaborado por el jefe del servicio de Cirugía Cardíaca, Sergio Cánovas, en mayo de 2017.

En diciembre de 2016, los pacientes aguardaban una media de 143,61 días para ser sometidos a una intervención de Cirugía Cardíaca en La Arrixaca, según cifras oficiales. Una demora muy alta achacable en buena medida al colapso estructural de la UCI, según se advierte en el informe. «Durante 2016 se han producido 84 suspensiones de Cirugía Cardíaca por falta de camas de UCI». Entre enero y mayo de 2017 se anularon otras 20 intervenciones, según recoge el documento. Las cifras contrastan con la situación en 2015, cuando «se suspendieron significativamente menos; 36».

2016 representó el periodo de mayor colapso de Cirugía Cardíaca. Un año después, la demora se había reducido drásticamente, y las esperas rondaban los 74 días de media. Sin embargo, en 2018 los atascos volvieron a reproducirse, con una demora media de 122 días. Según datos del pasado mes de marzo, la espera ha vuelto a descender, y se sitúa hoy en 80 días. Si en 2016 había 89 pacientes con más de 150 días en lista para una intervención cardíaca, ahora son 13 los enfermos que se encuentran en esta situación.

Más

Ampliación de la UCI

La falta de camas en UCI ha lastrado durante años a servicios como Cirugía Cardíaca. La situación empezó a mejorar con la ampliación provisional realizada en 2018, asegura Sergio Cánovas. «Ya no se producen casi suspensiones», subraya. Además, «la lista de espera ha caído en picado», señala. En este sentido, el jefe de Cirugía Cardíaca insiste en que el informe de 2016 se refiere a un momento concreto, que no es el actual. Las plantillas sí se mantienen, sin embargo, sin grandes variaciones. En su informe, Cánovas advertía de que había «dos facultativos menos debido a jubilaciones ocurridas recientemente no cubiertas por el SMS». Cánovas prevé que el servicio se refuerce en breve, pasando de una a tres jefaturas de sección.