Las obras de ampliación del Morales se reanudan después de casi tres meses de bloqueo

Operarios trabajando, ayer, en la terraza del futuro pabellón oncohematológico. / juan carlos caval / agm
Operarios trabajando, ayer, en la terraza del futuro pabellón oncohematológico. / juan carlos caval / agm

El abandono de la anterior concesionaria provocó la paralización de los trabajos, que ahora continúan con una nueva adjudicataria

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

Los operarios han vuelto al trabajo en el futuro pabellón oncohematológico del Morales Meseguer tras casi tres meses de parón. La renuncia de Azuche, la empresa concesionaria, a culminar el proyecto llevó a la paralización de las obras a mediados de junio, como informó 'La Verdad'. Según explicaron en ese momento fuentes del Servicio Murciano de Salud (SMS), la adjudicataria consideró insuficiente el precio del contrato -6,2 millones de euros- después de que apareciesen costes sobrevenidos durante los trabajos. En concreto, durante la fase de cimentación. El argumento no era compartido por el SMS, pero la empresa hizo uso de los cauces legalmente establecidos para renunciar a la adjudicación, y la Administración ha autorizado la cesión del contrato a favor de otra compañía, Orthem, que se ha hecho cargo de las obras por el mismo precio fijado en la licitación.

A lo largo de la última semana, los operarios han ido trasladando material al Morales Meseguer, y desde ayer están ya trabajando en la terraza del nuevo edificio oncohematólogico. El parón, de casi tres meses, provocará el retraso en los plazos previstos inicialmente. Las obras debían terminar este mes de septiembre, pero se prolongarán previsiblemente más allá del inicio de 2019, dado que de momento tan solo se ha terminado la estructura.

Diversas fuentes ya advirtieron el pasado mes de abril de la intención de Azuche de abandonar las obras, pero la Consejería de Salud lo negó entonces a 'La Verdad'. Apenas dos meses después, se produjo la paralización de los trabajos. Ahora, las obras las retoma Orthem, una compañía murciana de servicios ambientales que se presentó al concurso de ampliación del Morales Meseguer, aunque su oferta quedó por detrás de la planteada por Azuche. Orthem ha desarrollado otros trabajos para el SMS, como los quirófanos del Hospital de Caravaca. Además, se ha presentado junto con Acciona, en una unión temporal de empresas (UTE), al macroconcurso de terapias respiratorias domiciliarias, que está a punto de ser resuelto.

El retraso provocará que el pabellón oncohematológico no esté terminado hasta 2019

Una década para ver la luz

El nuevo edificio oncohematológico del Morales Meseguer tendrá 5.728 metros cuadrados y permitirá ampliar los espacios del hospital de día para que pacientes que reciben quimioterapia u otros tratamientos ambulatorios sean atendidos en mejores condiciones y con mayor intimidad. El proyecto fue anunciado hace nueve años por la entonces consejera de Sanidad, María Ángeles Palacios. La idea no se recuperó hasta 2015, y la licitación se retrasó hasta 2017. Finalmente, el edificio será por fin una realidad una década después de que se anunciase su construcción.

Mientras, sigue pendiente la ampliación de los quirófanos, unas obras también anunciadas repetidamente desde el año 2009. La lista de infraestructuras que llevan años a la espera en el área de salud del Morales Meseguer es amplia. Los continuos retrasos han motivado mociones por parte de los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Murcia, y quejas de los profesionales.

Desde 2006 está prevista la construcción de un centro de salud en un solar de Santiago y Zaraíche y de un centro de especialidades que finalmente se levantará en una parcela contigua a la sede de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), junto a la avenida Príncipe de Asturias. Estas instalaciones permitirán que la actual zona de consultas externas del Morales Meseguer deje de estar tan masificada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos