El nuevo plan de inspecciones industriales revisará más de 3.750 instalaciones y equipos

Instalaciones de Sabic en La Aljorra, en Cartagena. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Instalaciones de Sabic en La Aljorra, en Cartagena. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

La Comunidad Autónoma saldó el pasado ejercicio con 149 expedientes sancionadores, lo que supone 23 más frente a los contabilizados en 2016

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

Prevenir y limitar los riesgos en la actividad industrial en la Región de Murcia, empezando por la protección contra accidentes y siniestros capaces de producir daños o perjuicios a las personas o al medio ambiente, es el objetivo fundamental del nuevo plan de inspecciones de la Comunidad Autónoma. Más de 3.750 instalaciones y equipos de empresas de toda la Región, y de todos los tamaños son auditados y revisados este año por parte de la Dirección General de Energía, Actividad Industrial y Minera, dependiente de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente.

La labor de control se saldó el pasado ejercicio con expedientes sancionadores a 149 empresas, frente a las 126 contabilizadas en 2016.

Esta vigilancia de todos los procesos derivados de la utilización, funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones, equipos y de la producción, uso o consumo, almacenamiento o desechos de los productos, son el resultado de sumar en este año tanto las inspecciones en instalaciones que ya están en funcionamiento (1.270), además de 2.000 nuevas para la puesta en servicio, 72 mineras y otras 410 correspondientes a establecimientos de toda índole.

Desde la Federación del Metal aseguran que el grado de cumplimiento de las empresas supera ampliamente el 80%

Unas actuaciones que van dirigidas tanto a pymes como a grandes compañías, como los denominados establecimientos Seveso, a raíz de la directiva europea de accidentes graves que surgió a partir del siniestro en una fábrica química en la población italiana del mismo nombre, en 1976, que provocó quemaduras cáusticas a casi 500 personas, con casi 200.000 evacuados, y unos 80.000 animales muertos o sacrificados. De ahí que se prioricen los equipos e instalaciones críticas, así como almacenamientos y resto de estructuras.

Escombreras y La Aljorra

Dos polos de referencia regional donde se concentran los controles sobre las grandes industrias químicas son el Valle de Escombreras y La Aljorra, ambos en el término de Cartagena, donde se ha establecido un cronograma de las inspecciones periódicas a lo largo de 2018, que por ejemplo afectarán a Repsol y Sabic durante el próximo mes.

TASA DE CONTROL

30%
de cada industria, instalación o establecimiento será sometido a la inspección técnica para dictaminar sobre su adecuación.

Desde el pasado año, se establecen como novedades dos tipologías de inspección, la presencial por inspectores y la documental de la declaración responsable a raíz de la simplificación administrativa. Así se recoge en el objeto del plan, que se publicó en el Boletín Oficial de la Región (BORM) el pasado 3 de agosto, donde de marcan unos programas de control, inspección y verificación para comprobar que los titulares de las instalaciones o establecimientos cumplen las obligaciones reglamentarias, en relación con la inscripción y el mantenimiento de las mismas, así como los instrumentos para garantizar que se usan en las mejores condiciones de seguridad.

El secretario general de la Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia (Fremm), Andrés Sánchez, resalta que los resultados cosechados al cierre de otras campañas de inspección «arrojan unos niveles muy altos de cumplimiento por parte de las empresas, por encima del 80%», detectándose en general «deficiencias leves» que suelen subsanarse con el correcto asesoramiento por parte de los ingenieros.

Dentro de la campaña de seguridad industrial de instalaciones en servicio, aparatos y productos se planifican, por ejemplo, inspecciones en 20 establecimientos de dos centros comerciales; 10 de almacenamientos de productos químicos; 5 centros de recarga de botellas de equipos respiratorios autónomos; 10 instalaciones de grúas torre desmontables y elevadores para obras; al menos 20 estaciones de servicio; y la totalidad de las instalaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), entre otros.

Auditorías en las nuevas

Por lo que se refiere a las nuevas instalaciones sujetas a seguridad industrial, se pretende realizar un detallado análisis de los expedientes tramitados para la puesta en servicio con el fin de comprobar la adecuación de la documentación a la reglamentariamente exigida.

Precisamente, desde Fremm, han comunicado ya a sus asociados la puesta a disposición de sus servicios para facilitarles toda la información con respecto a este plan de control por auditoría y por muestreo de las instalaciones, aparatos o productos sujetos a seguridad industrial y control metrológico.

El informe de cada inspección constará de dos apartados diferenciados. Por un lado, un dictamen sobre la inspección documental (examen administrativo), donde se indicarán claramente los resultados, con una valoración de la gravedad de las deficiencias y propuesta de medidas correctoras. Y, por otro, un dictamen sobre la inspección técnica en el que se recogerán el nivel de cumplimiento, indicando claramente los defectos encontrados, una valoración de la gravedad de los incumplimientos; una valoración del estado general de conservación y de la situación general de la seguridad, y una propuesta de medidas correctoras, señalando el plazo para su puesta en práctica.

En cuanto al programa en instalaciones mineras, se contemplan 30 inspecciones en explotaciones, 29 a instalaciones de residuos abandonadas en dos campañas semestrales, y 13 a talleres de roca ornamental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos