Nuevo golpe a las redes que expolian los yacimientos arqueológicos

Dos agentes de la UCO del Instituto Armado hacen recuento de la ingente cantidad de material histórico que esta investigación ha permitido recuperar. / guardia civil
Dos agentes de la UCO del Instituto Armado hacen recuento de la ingente cantidad de material histórico que esta investigación ha permitido recuperar. / guardia civil

La Guardia Civil detiene en Murcia y Los Alcázares a cuatro presuntos miembros de un grupo que subastaba piezas históricas por internet

Alicia Negre
ALICIA NEGRE

Desde monedas antiguas y cerámica griega hasta urnas funerarias, fíbulas, tallas romanas y puntas de flecha. Un amplio botín, de incalculable valor, que comprendía varias épocas históricas y que, gracias a un nuevo golpe de la Guardia Civil, ha podido ser recuperado. El grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) se ha afanado durante meses en desarticular una organización que supuestamente vendía a través de internet piezas expoliadas en yacimientos arqueológicos. Según informaron fuentes del cuerpo, la 'Operación Sárdica' ha permitido recuperar más de 30.000 piezas procedentes de excavaciones, principalmente de Bulgaria.

Este nuevo golpe contra las redes que expolian los yacimientos arqueológicos se ha saldado con la detención de 13 presuntos integrantes de la organización, cuatro de ellos en Bulgaria y nueve en España. Los líderes de la red en España, según explicaron fuentes del cuerpo, estaban afincados en Valencia, pero mantenían fuertes ramificaciones en las provincias de Murcia, Alicante, Segovia y Zaragoza. El golpe, en la Región, se saldó con cuatro detenidos -dos en Murcia capital y dos en Los Alcázares- y cuatro registros en viviendas -todos ellos en Murcia-. Los sospechosos afrontan una retahíla de presuntos delitos: contra el patrimonio histórico, de pertenencia a organización criminal, contrabando, estafa, receptación y blanqueo de capitales, falsedad documental y alteración de precios de concursos y subastas.

Las pesquisas también permitieron recuperar más de 30.000 objetos provenientes del expolio de yacimientos arqueológicos, principalmente búlgaros. Los agentes incautaron, además, a los detenidos una abundante cantidad de piezas falsificadas, además de materiales para detectar metales y otros utilizados para acuñar, fabricar y envejecer objetos con el fin de poder venderlos a través de internet como auténticos. En los registros se hallaron, asimismo, 180.000 euros en metálico.

Los agentes recuperan hasta 30.000 objetos sustraídos de excavaciones, en su mayor parte de Bulgaria

Algunos falsificados

Las autoridades búlgaras fueron las que dieron el pistoletazo de salida a la 'Operación Sárdica' al detectar la presunta trama y solicitar ayuda a la Guardia Civil. Según explicaron fuentes del cuerpo, el grupo se dedicaba principalmente a sacar a subasta a través de internet una abundante oferta de objetos históricos, principalmente monedas. La red utilizaba, además, perfiles de usuarios para intervenir en las pujas, elevando el precio de las mismas.

Desde el arranque de la investigación, los agentes crearon un equipo de trabajo conjunto con Bulgaria bajo el marco de Europol y Eurojust, dos organismos que jugaron un papel fundamental en la coordinación de ambos cuerpos y en el éxito de la operación. Tal y como remarcaron las fuentes, estos posibilitaron los auxilios en materia penal que el Instituto Armado necesitaba para detener a los cuatro sospechosos que presuntamente integraban la parte de la organización que estaba asentada en Bulgaria.

Entre los objetos intervenidos destacan las más de 20.000 monedas auténticas y falsificadas, además de 36 cuños para confeccionar falsificaciones de moneda antigua, cerámica griega y romana, tallas romanas en piedra, cascos, urnas funerarias, fíbulas, lucernas, anillos, hebillas, amuletos, puntas de flecha y lanzas. También se intervinieron detectores de metales, materiales y productos para la confección y envejecimiento de muchos de los objetos falsos que fabricaban, así como gran cantidad de piezas de interés pendientes de catalogación.

Tal y como enfatizaron las fuentes, la importancia de la operación radica no solo en la total desarticulación de la organización criminal que actuaba en España y Bulgaria, sino en la recuperación de un gran número de objetos provenientes del expolio de yacimientos arqueológicos terrestres en Bulgaria y de falsificaciones. Destaca, asimismo, la enorme cantidad de personas que se han visto afectadas a nivel mundial por la compra de este tipo de objetos a través de internet.

La 'Operación Sárdica' se desplegó bajo el mando del magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la localidad valenciana de Torrent. Este, tras tomarles declaración, mandó a prisión provisional a cinco de los arrestados.

Cerca de 100.000 obras recuperadas en un lustro

De colgantes romanos y griegos a pendientes egipcios o brazaletes hindúes. O pectorales de diamantes, tallas barrocas y hachas del Neolítico. Todo comenzó hace cinco años, cuando la Guardia Civil puso en marcha el Plan de Protección del Patrimonio Histórico Español. Una nueva forma de trabajar que, de entrada, permitió fijar objetivos en cada comunidad autónoma y que arroja un balance muy positivo en la Región. Tanto, que la Benemérita en Murcia encabeza la lista nacional de operaciones cerradas con éxito.

En la Región, como explicaron desde la Guardia Civil, la nueva organización se ha traducido «en un aumento de las actuaciones de control y seguimiento»

Así, en torno a treinta operativos se han saldado en este último lustro con la recuperación de unas cien mil piezas, algunas robadas desde hace decenios, como es el caso de las joyas de la Patrona de Murcia, la Virgen de la Fuensanta.

Uno de los últimos éxitos cosechados -'Operación Idolillo'- fue el pasado mes de mayo, cuando se intervinieron a un empresario murciano 10.000 piezas datadas en el Paleolítico y el Neolítico, pasando por la cultura argárica y las civilizaciones íberas, romanas, visigodas y musulmanas. Fue en la urbanización Agridulce, en el barrio murciano de Espinardo. El valor de la colección supera el millón de euros. Valgan como ejemplo los más de 200 exvotos de jinetes y dioses, como Mercurio, pertenecientes a los siglos III a. C. y III d. C.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos