El nuevo desembalse desde el Tajo recrudece la tensión política con Castilla-La Mancha

Canal del Trasvase Tajo-Segura, ayer por la tarde, a su paso por Sierra Espuña. / Alfonso Durán / AGM
Canal del Trasvase Tajo-Segura, ayer por la tarde, a su paso por Sierra Espuña. / Alfonso Durán / AGM

El Gobierno regional recurrirá la medida por considerarla insuficiente, mientras el Ejecutivo manchego hará lo mismo por los motivos contrarios

LA VERDAD MURCIA

La decisión del Ministerio de Transición Ecológica de aprobar el envío de 20 hectómetros cúbicos desde el Tajo a la cuenca del Segura derivó ayer en una nueva escalada de declaraciones, acusaciones y reproches entre PP y PSOE y entre los gobiernos de Castilla-La Mancha, la Región de Murcia y el central. Tanto el Ejecutivo murciano del PP como los socialistas manchegos anunciaron sendos recursos al trasvase, en el primer caso por considerarlo insuficiente y en el segundo por todo lo contrario.

Frente a las críticas, la decisión de la ministra Teresa Ribera recibió el apoyo de los socialistas murcianos y valencianos. El Ministerio dio luz verde a trasvasar 20 hectómetros cúbicos porque esta es la cantidad máxima desembalsable de acuerdo al nivel 3 en el que se halla la cuenca del Tajo. Sin embargo, el Gobierno regional no está de acuerdo con la fijación de dicho nivel y considera que deberían haberse trasvasado 38 hectómetros. «Dejamos de percibir 18 hectómetros cúbicos, fundamentales para la situación de sequía en la que nos encontramos», lamentó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor.

Para el Ejecutivo murciano, el trasvase «es fruto de la presión que ha venido realizando el Gobierno regional, a través de envíos de cartas y llamadas telefónicas, para que la ministra hiciera algo tan sencillo como cumplir la ley». Por su parte, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, señaló que el desembalse se aprueba después de «reuniones inquietantes», a pesar de que «estaba todo claro», ya que «se dan los niveles mínimos para el trasvase, hay una ley, y se debe aplicar tal y como se hacía con el Gobierno de Rajoy». López Miras denunció que «tenemos que soportar y padecer también» a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, «que está respaldada por Pedro Sánchez y que cuestiona día sí y día también la viabilidad y el futuro del Trasvase Tajo-Segura, que es vida para la Región de Murcia».

Page tacha la decisión del Ministerio de «injusta» e «incoherente con la nueva política del agua»

Si en Murcia el PP acusó a la ministra de cuestionar el envío y de aprobar un desembalse insuficiente, el PP de Castilla-La Mancha cargó contra los socialistas al entender que lo que ha hecho Teresa Ribera es justo lo contrario. En declaraciones recogidas por Efe, el diputado manchego Carlos Velázquez pidió la dimisión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, por no haber hecho más que «hablar, prometer y atacar al PP», mientras los populares «al menos y no es poco» incrementaron a 400 hectómetros cúbicos el mínimo trasvasable, «garantizando» caudales mínimos del río a su paso por Toledo y Talavera de la Reina. Por su parte, los municipios de la ribera del Tajo pidieron la dimisión de la ministra.

Visiones opuestas

Si en el PP hubo lecturas por completo opuestas del trasvase, otro tanto ocurrió en el PSOE. Mientras los socialistas valencianos apoyaron la medida, el presidente manchego, Emiliano García-Page, mostró su rechazo al nuevo trasvase «porque es tan injusto como todos los que hizo Rajoy, pero en este caso, además, es incoherente con la nueva política de agua que se había anunciado». El PSOE manchego anunció que pedirá en las Cortes que se recurra el desembalse, porque «no es bueno para la región en absoluto».

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana considera «absurdo pensar que el Trasvase corre peligro»

Los apoyos a la decisión de Ribera llegaron desde los socialistas murcianos y valencianos. El PSPV-PSOE destacó que se trata de una medida «muy positiva» y ajustada a la norma. «El Gobierno, cumpliendo con la ley, ha aprobado el máximo trasvase posible en el nivel 3 y ha garantizado las necesidades de agua para regadío y boca de la provincia de Alicante», señaló el PSPV.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, señaló que es «absurdo» pensar que el Trasvase Tajo-Segura «corre peligro», aunque destacó que el Gobierno central trabaja para que las cuencas sean autosuficientes. Así, recordó que la desaladora de Torrevieja duplicará en breve su capacidad hasta los 80 hectómetros cúbicos. En declaraciones recogidas por Europa Press, subrayó la necesidad de «una nueva cultura del agua más sostenible».

Más

 

Fotos

Vídeos