Nueve meses de cárcel para el 'donjuán de San Javier' por acercarse a una exnovia

Imagen de archivo de la detención de Jonathan V. U./Pablo Sánchez/ aGM
Imagen de archivo de la detención de Jonathan V. U. / Pablo Sánchez/ aGM

Seguía residiendo en un hotel de Santiago de la Ribera muy cercano a la casa de la víctima, pese a la orden de alejamiento

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

El traslado de Jonathan V. U. a la comarca del Mar Menor, donde en apariencia ha establecido un nuevo caladero en el que 'pescar' mujeres de las que sacar un supuesto provecho económico, ya le ha costado la primera condena. Este presunto donjuán, de origen coruñés pero que parece haberle cogido cariño a las tierras murcianas, tiene abiertas diligencias en un juzgado de San Javier por presuntas coacciones y amenazas a una de sus presuntas víctimas. Como publicó 'La Verdad' días atrás, la afectada es una empresaria a la que, en poco más de dos meses, habría escamoteado más de 8.000 euros mediante aparentes engaños.

La mujer acabó rompiendo la relación sentimental cuando se acrecentaron las sospechas de que Jonathan V. U. le estaba mintiendo y que, además de no ser comandante de vuelo, como sostiene, tampoco tendría la menor intención de devolverle el dinero, como le aseguraba.

La ruptura llevó supuestamente al donjuán a reaccionar de manera muy agresiva, con el envío de cientos de mensajes y llamadas de corte amenazante, con supuestas referencias, incluso, a que iba a contratar a un sicario para acabar con sus familiares.

Estos hechos le valieron verse encausado en un juzgado de San Javier, que le impuso el pasado 15 de julio una orden cautelar de alejamiento de 500 metros. Pero Jonathan V. U. hizo caso omiso y siguió residiendo en un hotel de Santiago de la Ribera muy próximo al domicilio de la víctima, lo que llevó al letrado de esta, Francisco Luis Valdés-Albistur Hellín, a denunciar esta situación.

Ahora, tras un juicio rápido, el donjuán acaba de ser condenado a la pena de nueve meses de prisión por un delito de quebrantamiento de medida cautelar. No deberá cumplir la pena si en el plazo de dos años no vuelve a cometer un delito.