Nuevas señales luminosas protegen a los ciclistas en tramos peligrosos

Varios ciclistas circulan, ayer, por una de las carreteras marcadas con nuevas señales luminosas. / guillermo carrión / agm
Varios ciclistas circulan, ayer, por una de las carreteras marcadas con nuevas señales luminosas. / guillermo carrión / agm

Las luces led integradas permanecen encendidas mientras que la bicicleta recorre ese espacio crítico de la calzada

LA VERDAD / EPMURCIA

Unas nuevas señales luminosas alertan desde ayer a los conductores de la presencia de ciclistas en ciertos tramos peligrosos en las carreteras de la Región. En concreto, se trata de puntos críticos de tres de las cuatro carreteras convencionales de la Región consideradas rutas ciclistas protegidas-: la RM-C1 (Alcantarilla-Fuente Librilla), la RM-B35 (entre Moratalla y la RM-714 que une Caravaca y Calasparra) y la RM-A10 (La Zarza y Cañada del Trigo). Fue en la primera de ellas donde se realizó la presentación de estos discos, que incorporan luz led para que se mantenga encendida durante un tiempo prudencial que permita al ciclista recorrer dichos tramos. Además, también tienen un sistema electrónico de detección de ciclistas a través de sensores, un microcontrolador, comunicaciones GPRS, alimentación solar, batería y tres luces led de alta luminosidad.

Los nuevos discos fueron presentados por el delegado de Gobierno, Francisco Jiménez, que estuvo acompañado por el consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, como titular de las vías, y por la jefa Provincial de Tráfico, Virginia Jerez. Explicó que con dicha medida la DGT persigue incrementar la seguridad en las zonas de visibilidad reducida en aquellas carreteras en las que ciclistas y vehículos comparten calzada. «Se trata de un paso muy importante y fiable para proteger a este tipo de usuarios vulnerables, ya que estas señales permiten una correcta discriminación de los vehículos cuyo paso coincida con el paso de los ciclistas, y los led que llevan integrados las señales permanecen encendidos durante el tiempo suficiente como para permitir que el ciclista abandone el tramo peligroso», explicó Jiménez.

El jefe de Gestión de la Movilidad de la DGT, Pedro Tomás, añadió que cada una de estas señales envía, a diario, un mensaje al Centro de Control con información estadística de paso de ciclistas, ya sea de su tránsito individual como en grupos.

Para seguir concienciando en la necesidad de extremar las precauciones con los ciclistas, la DGT desarrolla durante este fin de semana una campaña específica sobre este colectivo. «Una de las prioridades de la estrategia de seguridad vial es la protección de los usuarios más vulnerables, entre ellos los ciclistas», dijo Jerez. En vías interurbanas, el 86% de los accidentes donde hay implicada una bicicleta tienen lugar en una carretera convencional, y en el 70% de los casos se trata de una colisión.