«¡Se nota, se siente, Murcia está presente!»

Una nutrida representación de la delegación del PP murciano que asistió a la concentración./PP
Una nutrida representación de la delegación del PP murciano que asistió a la concentración. / PP

«Somos la provincia que más gente ha movilizado de España con más de 1.500 personas desplazadas a Colón», aseguró el presidente regional, Fernando López Miras, durante la protesta

Raúl Hernández
RAÚL HERNÁNDEZ

El acto de protesta contra la política de Pedro Sánchez en la cuestión catalana acabó en torno a las 13 horas. Fue entonces cuando los asistentes comenzaron a marcharse, enfilando la calle Serrano hacia Alcalá. Sin embargo, entre la marea en movimiento de banderas rojigualdas, un nutrido grupo de personas permanecían en el lugar, inmóviles, atendiendo a las palabras de uno de los dirigentes populares, que estaba haciendo declaraciones a los medios de comunicación. Al concluir, todos rompieron a aplaudir y de entre el colectivo se escuchó un grito: «Presidente, presidente».

Una mujer ajena a ellos le preguntó a su amiga quién era al que vitoreaban. «Será Casado», le contestó la compañera. Tras acercarse a mirar al protagonista para resolver su duda, se volvió y rectificó: «No, es el presidente de Murcia».

«Ah, pues también me vale», sentenció mientras se iba directa hacia López Miras con la cámara de fotos en mano. Esta espontánea fue una de las decenas de personas que se fotografiaron este domingo con el jefe del Ejecutivo regional durante la media hora que estuvo plantado en la calle esperando al secretario general del partido, el ciezano Teodoro García, quien apareció en volandas entre aplausos y gritos de «¡se nota, se siente, Murcia está presente!».

Durante la espera, el presidente del Partido Popular de la Región de Murcia estuvo acompañado por los cerca de 1.200 militantes y simpatizantes que se desplazaron hasta Madrid para pedir una «España unida, ¡elecciones ya!», lema de la manifestación. Entre los asistentes que permanecían a su alrededor se encontraba la cúpula al completo del PP en la Región, así como todos los candidatos populares a los ayuntamientos en las próximas elecciones, diputados de la Asamblea y consejeros del Ejecutivo regional.

La manifestación había terminado ya, pero no fue hasta el abrazo final entre López Miras y Teodoro García cuando se puso el punto y final a una convocatoria que desde el partido calificaron de «extraordinaria». Una «respuesta masiva» que el presidente del PP regional quiso agradecer personalmente a muchos de los que se desplazaron a la capital de España, momentos antes de retornar a la Región.

Entre los expedicionarios que disfrutaron más con los colores rojigualdos destacaba un grupo de 52 ciudadanos de distintos países de Sudamérica llegados desde Lorca en uno de los tres autobuses que el partido fletó desde el Ayuntamiento.

Uno de ellos era Mario Aguilar, un ecuatoriano nacionalizado español que es representante de la comisión de asuntos Iberoamericanos en la Ciudad del Sol. Con la bandera española atada al cuello a modo de capa explicaba durante la parada obligatoria del autobús que asistía a la concentración de Madrid porque quiere defender la unidad de España: «Esta es mi segunda patria. No entiendo cómo desde el Gobierno central permiten que los que quieren romper el país les chantajeen y se plieguen a todo lo que les piden. Sánchez ha traicionado a sus compatriotas. En el autocar viajamos gente de distintas nacionalidades: Venezuela, Nicaragua, Colombia y Ecuador. Todos queremos está tierra como nuestra, y la queremos tal y como es ahora, no fragmentada. Y somos simpatizantes del PP porque es el partido que nos ha abierto las puertas, el que asegura esa unidad y el que ha facilitado que nosotros y nuestras familias nos integremos».

La delegación murciana del PP partió a Madrid desde diferentes puntos de la Región en 23 autobuses. Desde la capital salieron siete autocares a las 6 de la mañana de la calle Jerónimo de Roda, en el lateral de El Corte Inglés que da al yacimiento de San Esteban; tres lo hicieron desde Lorca; dos desde Cartagena, el Noroeste y Alcantarilla, respectivamente; y otros siete autobuses procedentes de Jumilla, San Pedro, San Javier, Cieza, Alhama, Fortuna y Molina.

Un grupo de miembros de Cs de la Región, en Madrid. :: Cs
Un grupo de miembros de Cs de la Región, en Madrid. :: Cs / Cs

Durante las paradas reglamentarias el comentario más repetido aludía a las inclemencias de frío manchego. «Es que en Murcia no tenemos invierno.», le decia un hombre a su mujer.

Los que más suerte tuvieron lograron calmarlo con un café caliente apretado entre las manos. Tal era la cantidad de gente que paró en la misma venta que gran parte de ellos no les dio tiempo a pedir el deseado café.

Los gritos de 'viva España' tampoco faltaron durante el viaje, acompañados con reproches hacia Pedro Sanchez. Él y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, fueron el centro de todas las críticas.

Según López Miras, esta no era una protesta exclusivamente para militantes. «No es partidista. Cualquier español puede sumarse a ella», aseguraba. Todas las personas que viajaban en los autocares recibieron la carta del presidente en la que proponía el acercamiento a gente de otra militancia ajena a los populares. En este sentido, en la misiva animaba a los no afiliados a que se informasen «en cualquiera de nuestras sedes y nos conociesen mejor para en el futuro volver a vernos más veces«.

En el escrito, el presidente popular también agradeció el esfuerzo que se hacía «sacrificando un domingo en el que podían estar con la familia y los amigos por estar en Madrid defendiendo una España fuerte y unida«.

 

Fotos

Vídeos