Una norma más ambiciosa que la iniciativa estatal

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Óscar Urralburu explicó que la ley de autoconsumo de la Región de Murcia va más allá del real decreto del Gobierno central. Indicó que «elimina el peaje eléctrico; es decir, que cuando los productores se conectan a la red no tengan que pagar las tasas actuales». Otra ventaja es que los productores, cuando generan energía, la pueden inyectar en la red a la vez que pueden consumir la que otros productores ya han volcado. «Con ese balance neto, los productores pueden pagar o recibir dinero de dicha energía». «Con la ley pretendemos aprovechar todo el potencial renovable para reducir los costes de producción y frenar las pérdidas en la distribución. Y por extensión, que bajen los precios para todos». Urralburu destacó que esta ley «va muy en serio». «Es un buen ejemplo de que queremos democratizar la producción energética y su consumo. Además, supondrá un gran avance en la transición energética».

El PP cambia de postura

La iniciativa fue impulsada por Podemos hace casi tres años en la Asamblea Regional y se aprobó con los votos del PSOE y Ciudadanos, mientras que el PP se abstuvo. El Gobierno de Mariano Rajoy vetó su debate en el Congreso, al alegar que supondría una aminoración de los ingresos públicos. Sin embargo, en el Pleno de ayer, el PP apostó por tomar en consideración la proposición de la ley.

Podemos propuso que se tramite con urgencia la norma murciana. Esquerra Republicana y PDeCAT la apoyaron, aunque alertaron de que podría restar competencias a comunidades autónomas que quisieran apostar por un desarrollo alternativo de esta regulación.

 

Fotos

Vídeos