El SMS ya ha nombrado a 70 jefes de servicio por concurso de méritos

Antonia Claver, Antonio Albarracín, Manuel Muro, Mariano Martínez Fresneda, Ramón García, Rebeca González, José Antonio Noguera, Guillermo Gómez, Rubén Jara, Carmen Antúnez, María Monteagudo, Mateo Campillo./LV
Antonia Claver, Antonio Albarracín, Manuel Muro, Mariano Martínez Fresneda, Ramón García, Rebeca González, José Antonio Noguera, Guillermo Gómez, Rubén Jara, Carmen Antúnez, María Monteagudo, Mateo Campillo. / LV

Una decena de puestos continúan sin cubrirse por las resistencias a aceptar el régimen de incompatibilidades

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha cubierto ya mediante concurso de méritos más de la mitad de las jefaturas de servicio de los hospitales públicos. En concreto, y según la documentación facilitada por la Administración, se han efectuado 70 nombramientos, con lo que quedan poco más de 50 para completar el proceso. En las últimas semanas se ha acelerado la publicación de nombramientos en el Boletín Oficial de la Región (BORM). En la mayoría de los casos se ha ratificado a quienes ya ocupaban previamente estos cargos. En La Arrixaca, así ha sucedido en la UCI (Rubén Jara), Medicina Nuclear (Antonia Claver) y Oncología Radioterápica (Ramón García), entre otros servicios. También repite Carmen Antúnez al frente de la Unidad de Demencias.

En el Reina Sofía, por su parte, se ha designado a Francisco Román en Medicina Interna y a Pablo Luis Guzmán en Urología. Una de las principales novedades en este hospital es el fichaje de Mariano Martínez Fresneda, quien fue destituido de su puesto de jefe de la UCI de La Arrixaca tras un fuerte enfrentamiento con el personal de Enfermería a cuenta de los turnos de trabajo. Ahora ha obtenido la jefatura del servicio en el Reina Sofía. También hay novedad en Inmunología de La Arrixaca, donde Manuel Muro sustituye a Rocío Álvarez tras la jubilación de esta última. Por su parte, María Monteagudo ha pasado a dirigir el servicio de Rehabilitación tras la renuncia de su antecesor, Juan Antonio Olmo, por discrepancias con el nuevo régimen de incompatibilidades, que prohíbe a estos profesionales compaginar su tarea con la actividad privada.

Algunos nombramientos

Antonia Claver
Medicina Nuclear (La Arrixaca).
Mariano Martínez Fresneda
UCI (Reina Sofía).
José Antonio Noguera
Análisis Clínicos (La Arrixaca).
Carmen Antúnez
Unidad de Demencias (La Arrixaca).
Antonio Albarracín
Cirugía General (Reina Sofía).
Ramón García
Oncología Radioterápica (La Arrixaca).
Guillermo Gómez
Urología (La Arrixaca).
María Monteagudo
Rehabilitación (La Arrixaca).
Manuel Muro
Inmunología (La Arrixaca).
Rebeca González
Anestesia y Reanimación (Reina Sofía).
Rubén Jara
UCI (La Arrixaca).
Mateo Campillo
Psiquiatría (Morales Meseguer).

Las plazas que se le resisten

La Arrixaca
Neurocirugía, Dermatología, Oftalmología y Cirugía Oral y Maxilofacial.
Santa Lucía
Aparato Digestivo y Medicina Nuclear.
Rafael Méndez (Lorca)
Pediatría.
Virgen del Castillo (Yecla)
Ginecología y Obstetricia.
Lorenzo Guirao (Cieza)
Traumatología.
Los Arcos (Mar Menor)
Análisis Clínicos.

Sin embargo, algunos otros jefes que en su día se resistieron a asumir este cambio, y que incluso fueron destituidos por ello, han optado finalmente por presentarse al concurso. Han vuelto, con ello, a sus antiguos puestos. Es el caso de Antonio Albarracín en el servicio de Cirugía General del Reina Sofía. En el Morales Meseguer, Mateo Campillo, quien dimitió como jefe de Psiquiatría en protesta por la reforma aprobada en la Asamblea Regional, se presentó al concurso y ha ganado de nuevo la plaza.

Convocatorias desiertas

La crisis por las incompatibilidades, sin embargo, no se ha cerrado del todo. Por este u otros motivos, el SMS se está encontrando con dificultades para encontrar profesionales dispuestos a asumir las jefaturas en una decena de servicios. O bien las convocatorias de estas plazas han ido quedando desiertas por incomparecencia de candidatos, o los aspirantes han terminado renunciando o siendo excluidos. El problema afecta, en La Arrixaca, a Neurocirugía, Dermatología, Oftalmología y Cirugía Maxilofacial. En Cartagena, a los servicios de Aparato Digestivo y Medicina Nuclear, y en Lorca, a Pediatría. Tampoco hay aspirantes en Obstetricia y Ginecología del Virgen del Castillo (Yecla), en Traumatología del Lorenzo Guirao (Cieza) y en Análisis Clínicos de Los Arcos (Mar Menor). «De todos estos servicios, se irán sacando periódicamente convocatorias, como ya hemos hecho, entre otras, con Neurocirugía de La Arrixaca», explica Asensio López, director gerente del Servicio Murciano de Salud.

A estas plazas puede presentarse cualquier facultativo del SMS «o de otras regiones» que cumpla con los requisitos, recuerda. Mientras no se consiga cubrir los puestos, estos servicios seguirán coordinados por jefes de sección bajo la supervisión de las direcciones médicas de sus hospitales.

Vinculadas a la UMU

El SMS está dando un acelerón al proceso y en las próximas semanas se seguirán publicando en el BORM nuevos nombramientos. Están pendientes, entre otros, quince servicios del área de Cartagena. En La Arrixaca, el concurso de Cirugía Cardiovascular se ha ido retrasando por las impugnaciones de uno de los dos aspirantes, pero, tras la remodelación del tribunal, todo indica que la resolución está próxima.

Para el final han quedado unas quince plazas ocupadas actualmente por profesionales vinculados a la Universidad de Murcia. Para su provisión se ha pactado con la UMU un baremo diferente al resto, en el que los méritos académicos tienen más peso. El pasado 11 de julio salieron a concurso las dos primeras plazas de este grupo: Cardiología y Aparato Digestivo, ambas en La Arrixaca. Las jefaturas de los dos servicios están vacantes desde la jubilación de los catedráticos Mariano Valdés y Fernando Carballo, respectivamente.

Años de discrecionalidad

El director gerente del SMS, Asensio López, realiza un «balance satisfactorio» de todo el proceso, que se está resolviendo de forma ágil en la mayoría de los casos. Con estos concursos, el SMS da cumplimiento al mandato de la Asamblea Regional, que reformó la Ley del Personal Estatutario a finales de 2016 para acabar con años de nombramientos 'a dedo', sin ningún tipo de convocatoria pública ni procedimiento establecido. El uso de comisiones de servicio fue generalizado, pese a las denuncias de la oposición y las advertencias de organizaciones como el Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS). También se utilizaron, para sortear los concursos públicos, las designaciones provisionales. Estas prácticas se prolongaron durante más de una década.

Con la reforma aprobada en la Asamblea, se estableció el concurso de méritos como vía para la provisión de las jefaturas de servicio. A los aspirantes se les puntúa en base a un baremo que reserva el 40% de la nota final a la presentación de una memoria. El baremo fue objeto de debate y polémica. Algunos sindicatos advirtieron de que el procedimiento sigue sin garantizar la objetividad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos