Dos niñas encuentran el cadáver de un hombre en el hotel Lagomar de La Manga

Estado en que se encontraba el edificio el pasado verano. / lv
Estado en que se encontraba el edificio el pasado verano. / lv

La Guardia Civil maneja como principal hipótesis que la víctima muriese de una caída accidental en el edificio en ruinas

Alicia Negre
ALICIA NEGRE

Un juego infantil acabó, en la tarde del pasado domingo, en un macabro hallazgo. Dos niñas encontraron el cadáver de un hombre en el sótano del edificio en ruinas Lagomar, en La Manga del Mar Menor, donde habían accedido para jugar.

El descubrimiento de las niñas provocó que un equipo de agentes de la Policía Local de San Javier se desplazase al inmueble, que actualmente se encuentra declarado en ruinas. El cuerpo, según explicaron fuentes cercanas al caso, se encontraba en el sótano del edificio y, según los primeros indicios, llevaba un fuerte golpe en la cabeza. Tras el levantamiento por parte de la comisión judicial, el cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para la realización de una autopsia que ayudase a determinar las circunstancias del deceso.

Investigación en marcha

Tras comprobar la existencia del cuerpo, la Policía Local de San Javier dio aviso a la Guardia Civil, que se ha hecho cargo del caso. Sus investigadores han iniciado una serie de pesquisas para esclarecer los detalles de la muerte. Según explicaron fuentes del Instituto Armado, la principal hipótesis que se maneja en estos momentos es que el hombre pudiese fallecer al golpearse la cabeza en una caída accidental. La víctima debió acceder al inmueble abandonado con un objetivo por ahora desconocido y sufrir una caída.

El cuerpo fue hallado en el sótano del inmueble y llevaba un fuerte golpe en la cabeza

La situación de este edificio ruinoso ya lleva años dando mucho que hablar en La Manga. El imponente bloque, idéntico al del cercano hotel Doblemar, acumula ya varias décadas mostrando un ruinoso esqueleto, con un estado de deterioro cada vez más avanzado, que no ofrece una buena imagen del municipio.

La Policía Local de San Javier ejecutó el pasado verano el decreto de ruina de la estructura del hotel y estableció un precinto de seguridad que impide teóricamente acceder a la parcela de Lagomar. Una medida de seguridad que, a tenor de lo ocurrido, no ha resultado demasiado eficaz.

Temas

Sucesos