Gas natural licuado, la alternativa sostenible de futuro para la movilidad

De izquierda a derecha, Luis Pieltain, José Cánovas, Francisca Rodríguez, Juan Jesús Sánchez y Fernando Santamaría, durante la mesa redonda sobre 'El futuro del GNL en la Región de Murcia'./ FOTOS: ANTONIO GIL / AGM
De izquierda a derecha, Luis Pieltain, José Cánovas, Francisca Rodríguez, Juan Jesús Sánchez y Fernando Santamaría, durante la mesa redonda sobre 'El futuro del GNL en la Región de Murcia'. / FOTOS: ANTONIO GIL / AGM

Expertos lo definen como «la única opción real disponible» en el transporte de mercancías

LYDIA MARTÍN CARTAGENA.

El sector de la movilidad y el transporte se enfrenta a un gran interrogante: ¿cómo serán los desplazamientos del futuro teniendo en cuenta las limitaciones europeas del uso de combustibles y las pautas medioambientales? En los últimos años, el sector busca dar con la alternativa idónea para que la logística y el transporte de mercancías garantice su futuro de forma eficiente, menos contaminante y más económica. Parte de la solución, según apuntan los expertos, se encuentra en el gas natural licuado (GNL), resultado del almacenamiento del gas natural en depósitos criogénicos para que pase de estado gaseoso a líquido, haciendo que ocupe menos volumen y que pueda destinarse como carburante en los transportes de larga distancia

Un foro organizado por la Autoridad Portuaria de Cartagena y 'La Verdad', junto a Enagás, expone las perspectivas del sector en los ámbitos terrestre y marítimo

.

Un foro organizado por la Autoridad Portuaria de Cartagena y el periódico 'La Verdad' clarificó ayer las ventajas de este combustible, el gas natural licuado, para la movilidad a través de representantes de algunos de los principales agentes activos en el sector, en un acto moderado por el delegado de 'La Verdad' en Cartagena, Gregorio Mármol, que acogió a un centenar de personas en el salón de actos de la institución portuaria. Su celebración en esta ciudad no fue casual: el Puerto de Cartagena fue el primero en territorio español que contó con el reglamento para el uso de este combustible, tal como indicó el vicepresidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Pablo Hernández.

Rentabilidad, menos emisiones de partículas contaminantes, reducción de la huella de carbono, cumplimiento de restricciones de acceso a ciudades o el ahorro en el precio del combustible son algunas de las múltiples ventajas que ofrece el cambio al GNL y que se resaltaron en este encuentro, además de ser inodoro y no tóxico.

Más allá de las aportaciones ecológicas, el GNL repercute en ventajas económicas

Fermín Rol, director general de la Autoridad Portuaria, destacó durante la inauguración el papel de Enagás, patrocinador del foro, que celebra su 50 aniversario y que opera en Cartagena desde 1989. La empresa está finalizando la adaptación de su planta de regasificación de Escombreras para optimizar el repostaje de GNL a buques ('bunkering') y cargas a pequeña escala, que terminará hacia el mes de octubre.

Se prevé que en el año 2020 haya más de 200 estaciones de repostaje abiertas en España

El acto también contó con la asistencia de la directora general de Energía, Actividad Industrial y Minera, Esther Marín, quien resaltó el trabajo que se está haciendo desde la Comunidad Autónoma para la transición energética. Destacan convocatorias como el Plan Moves, que saldrá próximamente con una cuantía de 1.700.000 euros de ayudas e incentivos para la para la adquisición de vehículos desde el ámbito privado o público que emitan menos CO2, donde está contemplado el GNL. «Tenemos que trabajar en las emisiones y cuidar nuestro planeta para que siga así en el futuro. El sector del transporte es el que más emite y el GNL es una tecnología consolidada que ha demostrado que es ecológica, está preparada, garantiza la autonomía y la seguridad y disminuye los costes, lo que hace que sea más rentable para las empresas».

Un 20% menos de CO2

Las matriculaciones de vehículos a gas se duplican cada año, tanto en corta y larga distancia como en turismos, lo que se traduce en ventajas medioambientales como la reducción del 20% en CO2; y económicas, con la reducción del 30 al 50% el coste por kilómetro en comparación con otros combustibles como el diésel y la gasolina, respectivamente. Así lo afirmó Carla García, responsable del Área Técnica de Gasnam, en su intervención, en la que destacó la previsión de que en el año 2020 haya más de 200 estaciones abiertas en España, frente a las 75 actuales. «Cruzar Europa con un camión de GNL ya es una realidad. Es una tecnología completamente madura e implantada y las autonomías son más que suficientes», afirmó.

En el transporte marítimo, ya hay 159 buques a nivel mundial que usan GNL -portacontenedores, cruceros y ferris, sobre todo-, además de 87 bajo pedido y otros 123 adaptados para utilizar gas natural. «El GNL es rentable, más allá de las aportaciones ecológicas», añadió.

Fernando Santamaría, jefe de la Planta de Regasificación de Enagás en Cartagena, destacó las ventajas del gas natural como fuente de energía y su impacto en la movilidad marítima y ferroviaria, así como la posición estratégica de Cartagena para el abastecimiento de este combustible y la conexión de la planta con diferentes puntos de toda la Comunidad Autónoma. «Queda mucho por andar en el camino de la descarbonización. El gas es una pieza fundamental», afirmó, mostrando la previsión de que en 2030 el GNL como combustible tenga mayor peso en la demanda europea, aumentando en un 10%.

En la planta de Cartagena, Enagás tiene una capacidad para 52 recargas diarias de GNL y es totalmente compatible con el 100% de la flota de buques de este combustible. Durante el pasado año, se cargaron 2.667 cisternas con destino a Murcia, y registró un 7% de las cargadas en todo el país. En el aspecto ferroviario, desde la secretaría técnica de Enagás, Guillermo López destacó la solución «tecnológicamente madura y competitiva» de conseguir el binomio motor de combustión interna alternativo-GNL en el ferrocarril. «Estamos convencidos de que el gas natural es una transición a futuro», afirmó.

Una opción viable

Durante el foro, realizado en las instalaciones de la Autoridad Portuaria, hubo un concepto más que claro por parte de los ponentes: el gas natural es la única alternativa real, por el momento, para el transporte a larga distancia. Esta idea la desarrolló en profundidad José María Chamizo, director de Desarrollo de Negocio de Gas Iveco, compañía que suma más de 26.000 vehículos con esta tecnología en Europa sin dejar de evolucionar con los años, en motorizaciones y autonomía.

Para él, el gas natural licuado supone un ahorro «económicamente ventajoso»: se ahorra en el consumo de combustible hasta un 40% del coste, ya que el precio suele estar en 0,81 euros el kilo, IVA incluido.

Scania, otra de las grandes empresas de transporte que apuesta por la sostenibilidad, busca este valor a nivel tanto medioambiental como económico. Manuel Arias, responsable de la Gama Pesada de la marca sueca en España, señaló su preocupación por las emisiones y las soluciones a través de combustibles alternativos, eficiencia energética y un transporte más inteligente. Su apuesta es clara: el GNL es la solución para un futuro sostenible.

Compromiso de todos

El último bloque del foro 'Las ventajas del gas natural licuado en la movilidad', contó con una mesa redonda para analizar el futuro de este combustible, en la que participaron Fernando Santamaría, jefe de la Planta de Regasificación de Enagás en Cartagena; Juan Jesús Sánchez, director general de grupo Disfrimur; Francisca Rodríguez, delegada de ventas del Proyecto Movilidad zona Sur-Portugal de Naturgy; José Cánovas, director de operaciones de Cringas, y Luis Pieltain, responsable de operaciones de 'bunker' de Repsol.

En esta puesta en común, coincidieron en la necesidad de que todos los agentes implicados entiendan que son parte responsable de este cambio, tanto los usuarios, como los transportistas y la Administración Pública. En cuanto a este último factor, apuntaron la necesidad de contar con su apoyo y evitar tramitaciones «tediosas» a la hora de desarrollar las infraestructuras. A la hora de poner en marcha las instalaciones, hablaron de su alto coste y la necesidad de estar ancladas a una flota y de disponer de 'gasineras'en los principales ejes de transporte, para evitar que la rentabilidad sea a muy largo plazo. «Las barreras son más pequeñas, ya solo nos queda el compromiso de todos. Hay que hacerlo mejor cada día», señaló Fernando Santamaría.

La utilidad del GNL como carburante limpio para una tecnología probada y eficaz, así como su seguridad, fueron otros aspectos abordados, sumado a la necesidad de mejorar la imagen y la información en cuanto al repostaje, para evitar que se aprecie como un proceso de riesgo o complicado. «Una vez que se coge el hábito, repostar es muy fácil», señaló Juan Jesús Sánchez, director general de Grupo Disfrimur.

La Región está avanzando para conseguir más puntos de repostaje, para así «quedarse mallada en infraestructuras», según afirmó Francisca Rodríguez desde Naturgy, con instalaciones en Murcia, Molina de Segura y, próximamente, en Cartagena. En esta ciudad abrirá en dos semanas el primer surtidor de gas natural para vehículos.

Renovables para conseguir 'cero emisiones'

Biogás, biometano e hidrógeno son algunas de las alternativas de emisiones neutras, o 'emisiones cero', que también supondrían una ventaja eficiente y ecológica de cara al medio ambiente y al sector del transporte. Así lo indicaron algunos de los ponentes del foro de 'Las ventajas del gas natural licaudo para la movilidad'. Su procedimiento consiste en generar energía a través de los residuos orgánicos ganaderos, agrícolas o industriales, materias primas de gran presencia en la Región, consiguiendo así que sea una fuente de energía y fomentando una economía circular a través de la gestion de los residuos. «La rentabilidad es doble cuando utilizas esos residuos para gas que para energía», afirmó Guillermo López, de la secretaría técnica de Enagás.

Sin embargo, en el aspecto del gas natural renovable, España «está a la cola» en comparación con Europa. «Necesitamos que el gas natural sea el vector de entrada del gas renovable en la movilidad terrestre y marítima», reclamó la ingeniera Carla García, responsable del Área Técnica de la asociación Gasnam.