Siete de cada diez murcianos no desconectan después de su jornada laboral

Contestar a compañeros o grupos de trabajo en WhatsApp y llamadas es la principal causa por la que no se desconecta./
Contestar a compañeros o grupos de trabajo en WhatsApp y llamadas es la principal causa por la que no se desconecta.

Más de la mitad de la población de la Región declara estar satisfecha con su estilo de vida actual, un dato que también está por encima de la media nacional

EPMurcia

El 72,6% de los murcianos no desconecta después de su jornada laboral, lo que supone el tercer mayor porcentaje de España, solo inferior al de castellanoleoneses y aragoneses. Está tres puntos por encima de la media nacional, según el estudio de opinión 'Barómetro Tomate: ¿qué les preocupa a los españoles en su día a día?' elaborado por Orlando.

El estudio fue realizado por la empresa demoscópica Sondea y su propósito es analizar el estilo de vida y las inquietudes cotidianas de los españoles a través de aspectos del día a día, como las relaciones personales, el trabajo, la tecnología, el consumo o la alimentación. Entre las principales conclusiones relativas a la Región de Murcia, destaca que el 64,8% de su población declara estar satisfecha con su estilo de vida actual, un dato superior a la media nacional. El 20,3% asegura estarlo totalmente y el 44,5% está conforme, pero considera necesario desacelerar su ritmo de vida. El 29,6% no lo está, aunque piensa que esta situación podría mejorar con pequeños esfuerzos cotidianos.

La zona norte del país se muestra más conforme en general. Navarros (70,9%), riojanos (69,2%) y cántabros (67,4%) lideran la lista de los más satisfechos. Por el contrario, Extremadura (46,2%), Canarias (45,4%) y Andalucía (43,1%) reducen la media y se convierten en las comunidades autónomas con niveles más bajos de satisfacción. Además, del estudio se extrae que más de la mitad de las preocupaciones diarias de los murcianos son fruto de un estilo y ritmo de vida acelerado. Piensan que podrían afrontarse mejor disfrutando de las cosas simples de la vida (57%), relativizando las cosas y dándoles la importancia que realmente tienen (53,1%), y desacelerando el ritmo de vida y priorizando lo que es importante para cada uno (51,5%).

Ante la pregunta de posibles soluciones para afrontar mejor las preocupaciones cotidianas, los murcianos apuestan por las relaciones personales, pues casi la mitad promovería más momentos junto a sus seres queridos. La segunda opción que proponen es trabajar de forma más equilibrada conciliando más su vida laboral y familiar y, a continuación, pasearían más por espacios naturales. En menor medida, creen que es relevante reducir el uso del móvil, comer de forma más saludable y consumir sólo por necesidad, mientras que el 9,3% se iría a vivir a una localidad más pequeña, según este estudio.

En palabras de la experta en psicología positiva, Patricia Ramírez, «vamos rápido a los sitios, nos sentimos irascibles y vivimos diariamente como si el vaso fuera a rebosar«. Un buen ejemplo a seguir, añade, sería la filosofía 'slow', o movimiento lento, que consiste en estar »con plenitud en cada momento«. »No solo las personas podemos adoptar este movimiento, sino que ya existen prácticas culinarias como 'Slow Food' o los pueblos 'slow' que ya lo hacen«, señala Ramírez, quien matiza que »la cuestión es buscar maneras que nos ayuden a desacelerar, adoptar una vida más pausada y sencilla, y disfrutar más de los pequeños momentos, en vez de preocuparnos por cosas que son a veces nimias«.

Vida laboral

Los murcianos, como se apuntó anteriormente, están entre los que menos se olvidan de sus tareas cuando termina su jornada laboral. De hecho, el 40,2% de quienes no dejan de estar conectados continúa contestando a compañeros o grupos de trabajo en WhatsApp y llamadas. Además, el 25,9% lee sus emails si los hubiera y el 35% adelanta algunas tareas desde casa. Solamente un 14% de los encuestados afirma que atiende sólo a emergencias. El 28,5% sigue pensando en ello, pero intenta no hacer nada de trabajo y disfrutar de lo que le gusta.

En este sentido, Ramírez aconseja «no sentar precedentes y atenerte a tu horario, aprender a decir 'no', apagar nuestro cerebro multitarea, ordenar nuestro caos con rutinas y horarios, dejar de postergar y tener clara la escala de valores para dedicarle tiempo real a lo que te importa«.

Tecnología

A pesar de que el 37,5% de la Región afirma estar preocupado por el tiempo que pasa en las redes, la mitad de quienes reconocen estar inquietos asume que sigue utilizándolas porque su uso ya es un hábito más. Además, el 39,5% cree que a pesar de todo es la mejor manera de conectar con su entorno y el 27% se sentiría desconectado si no las tuviera. Por otra parte, el 12,5% necesita saber qué está pasando en cada momento, según las evidencia que encontró Orlando.

Lo que más preocupa a la sociedad murciana con respecto a la tecnología en su día a día es quedarse sin batería en el móvil (57,8%), quedarse sin conexión a Internet (56,2%) y el uso diario del teléfono (43,7%). En menor medida y en este orden, no salir favorecidos en las fotografías de sus perfiles sociales, perderse algo de lo que está pasando en las redes y tener su perfil actualizado a diario también están entre sus inquietudes diarias.

A este respecto, Ramírez recomienda «hacer un uso razonable de la tecnología, no contestar de manera inmediata ni estar disponible las 24 horas, silenciar el móvil cuando estés ocupado, apagarla en la noche, todo el mundo tiene derecho a desconectar».

Alimentación

En el ámbito de la alimentación, lo que más les preocupa en este orden es tener una alimentación saludable que mejore su aspecto físico, poder comprar productos frescos y locales, no poder compartir la hora de la comida con sus seres queridos y la procedencia de los ingredientes de los productos. En menor medida les inquieta el consumo de demasiada comida rápida y no estar al tanto de nuevos alimentos o tendencias.

Ramírez considera que es conveniente «depositar los cubiertos sobre la mesa y saborear cada bocado, comer con delicadeza y sin prisas, no de forma compulsiva, apagar la televisión y todo aquello que te impide concentrarte en el momento, comer sentado, dedicarte tiempo a ti mismo con alimentos saludables y tiempo». Con respecto al consumo, el 47,6% de los habitantes de la Región de Murcia compra moda todos los meses, dos puntos porcentuales por encima de la media nacional. Murcia es la quinta comunidad que más moda consume mensualmente, después de madrileños, manchegos, andaluces y cántabros. Por el contrario, aragoneses, catalanes y navarras son quienes menos compran al mes.

A pesar de todo, casi 9 de cada 10 considera que compra con moderación. Quienes reconocen que compran demasiada ropa afirman que se debe a tres razones principales: vestir de forma variada, seguir las tendencias y estar a la última y la influencia del entorno. El 20% nunca se para a pensarlo en serio.