Murcia es la comunidad con menos reservas hoteleras para el puente

Los agentes turísticos búlgaros visitaron el Museo del Bordado. / CARM
Los agentes turísticos búlgaros visitaron el Museo del Bordado. / CARM

Turespaña prevé un 53% de ocupación en la Región, una de las cifras más bajas de todo el país y casi trece puntos por debajo de la media nacional

Daniel Vidal
DANIEL VIDAL

«El árbol de Navidad puesto en la recepción, y los clientes bajando a la playa en chanclas y bañador y recreándose en el baño. Qué contraste y qué gozada». Así se expresaba ayer Soledad Díaz, presidenta de la Asociación de Empresarios de Hoteles y Alojamientos Turísticos de la Costa Cálida (Hostetur) y propietaria del Hotel Bahía, en Mazarrón, quien anticipa «un buen puente», con una ocupación del «70% de media» y con una mayoría de visitantes nacionales, concretamente «madrileños». Pese a todo, Díaz matizó que hay que diferenciar entre «la primera y la segunda parte del puente», y también entre «las ciudades, que están ganando mucho auge con actividades como los encendidos navideños, que atrapan mucho a las familias; y la costa, que está bastante tranquila». Entre otros factores, lamentó Díaz, «porque en La Manga del Mar Menor solo hay dos hoteles abiertos estos días».

Quizá esta sea una de las claves para entender los datos que ayer hizo públicos Turespaña, el organismo adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través de la Secretaría de Estado de Turismo, que situó las reservas en alojamientos turísticos de la Región de Murcia en un 43%, la más baja del país junto a Baleares. La previsión de ocupación tampoco es mucho mejor, ya que no supera el 53%, muy lejos del 70% que calcula Díaz y a casi 13 puntos de la media nacional. Según el organismo público, la media de reservas en los hoteles españoles para este puente está en el 57,3%, con previsión de alcanzar una ocupación del 65,7%. En los destinos de costa, las reservas se sitúan en el 61% (3 puntos más que en 2017), con previsión de alcanzar el 68% (1 punto menos). Cataluña se lleva la palma del 'ranking' autonómico, con casi 14 puntos más en el nivel de reservas y más de 6 en el de la previsión de ocupación respecto al mismo puente del año anterior. El año pasado, la Región de Murcia alcanzó una ocupación final en el puente de diciembre del 57%.

Por otro lado, según Turespaña, las reservas en ciudades mejoran este año cuatro puntos en relación al puente de diciembre de 2017, con un nivel de reservas del 60% (frente al 56 % del año anterior) y una previsión de alcanzar el 69% de ocupación (3 puntos más). Pese a todo, las urbes murcianas se quedan fuera de los destinos más buscados -una vez más- y los mayores niveles de reservas se dan en Sevilla, Madrid y Bilbao, todas ellas con el 73%, mientras Granada, Sevilla y Bilbao esperan superar el 80 % de ocupación.

El Gobierno autónomo quiere atraer más excursiones de turistas 'senior' de Bulgaria

Familiarización

Por otro lado y según informó ayer la Consejería de Turismo y Cultura, un grupo de agentes turísticos búlgaros participaron la semana pasada en un viaje de familiarización con el objetivo de ampliar su catálogo de excursiones en la Región. Organizada por el Instituto de Turismo de la Región de Murcia, la visita tuvo como objetivo reforzar el destino de sol y playa en este país, cuyos turistas 'senior' se alojan en establecimientos de La Manga del Mar Menor durante las temporadas de primavera y otoño desde hace tres años.

La Región ha recibido más de 2.000 clientes procedentes de este mercado desde la puesta en marcha de estos programas vacacionales, en 2016. En el itinerario del viaje de familiarización se incluyeron visitas culturales a Murcia, Cartagena y Lorca. Además, los turoperadores pudieron visitar también los lodos del Mar Menor y el Parque Regional Salinas de San Pedro. El director general del Instituto de Turismo, Manuel Fernández-Delgado, recordó que esta actuación «pretende consolidar estos programas como medio para asegurar la desestacionalización y diversificar los mercados internacionales, reduciendo la dependencia al mercado británico y, por lo tanto, los posibles efectos adversos del Brexit».

 

Fotos

Vídeos