Murcia, la comunidad que menos enfermeras tiene por cada 1.000 habitantes

Una enfermera vacuna a una paciente en la Arrixaca./Javier Carrión / AGM
Una enfermera vacuna a una paciente en la Arrixaca. / Javier Carrión / AGM

Con 4,3 enfermeras por cada 1.000 habitantes, la Región se queda lejos de la media española de 5,3 y más aún de la europea de 8,6

EFEMurcia

Murcia, con 4,3, registra el peor dato nacional de enfermeras por cada 1.000 habitantes, y también está prácticamente a la cola de la Unión Europea. Navarra, la comunidad con mayor proporción de estos profesionales sanitarios, tiene el doble (8,6). De hecho, la ratio de enfermeras de la Región es la mitad de la media comunitaria, que se sitúa en 8,52. A nivel continental, España (5,3) está en la quinta posición más baja, empatada con Bulgaria y solo por delante de Letonia (4,9), Chipre (4,1) y Grecia (3,4).

Son datos de la 'Radiografía de la situación de los cuidados enfermeros en España', una investigación del Consejo General de Enfermería que revela que se necesitan 124.283 enfermeras para alcanzar la media europea y poder prestar la asistencia en igualdad de condiciones que sus socios comunitarios. Ese déficit irá aumentando, de tal forma que en 2028 se necesitarán 180.000 enfermeras para igualarse a Europa (un 48% más que las que hay actualmente), mientras que anualmente se gradúan alrededor de 10.000.

El estudio, presentado este martes en rueda de prensa, pone de manifiesto «grandes desigualdades» entre las comunidades autónomas «con lo que la calidad asistencial no puede ser la misma», señaló el vicesecretario general del Consejo de Enfermería, José Luis Cobos. Tras Navarra, cuya ratio supera la media europea, se sitúan País Vasco (5,5 enfermeras por 1.000 habitantes), Castilla y León (6,8), Madrid (6,7), Aragón (6,6), Asturias (6,54), Extremadura (6,53), La Rioja (6,4), Cantabria (6,3), Cataluña (6,1) y Canarias (5,9). Por debajo de la media española, están, además de Murcia, Andalucía (4,5), Comunidad Valenciana y Galicia (ambas con 5,2), Baleares (5,28) y Castilla-La Mancha (5,7). Unos datos que revelan, según Cobos, que «las enfermeras tienen que ponerse patines en los zuecos para poder atender a sus pacientes».

El informe analiza también el desempleo enfermero y destaca que de un paro estructural del 2% se llegó a un 8,32% durante la crisis, si bien se fue recuperando hasta estabilizarse en el 2,61% actual. También este parámetro arroja diferencias significativas entre comunidades, que van desde el 6,47% de Extremadura al 0,82% de Cataluña.

Las especialidades no se aplican

En cuanto a las 7 especialidades enfermeras que se establecieron por Real Decreto en 2005, siguen sin estar implementadas en todas las autonomías y de nuevo se observan diferencias entre ellas. A nivel global, 47.000 de las 300.000 enfermeras que hay en España tienen título de especialista pero solo las matronas ocupan el puesto y cobran por ello.

El estudio revela que solo Andalucía y Baleares disponen de un sistema para acreditar a los enfermeros para que puedan prescribir medicamentos y únicamente la primera puso en marcha la orden de dispensación enfermera (receta) para que realicen la correspondiente prescripción. Además, solo hay una enfermera en el Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad y unicamente tres autonomías (Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana) tienen una Dirección General de Cuidados dirigida por una de estas profesionales.

El presidente del Consejo, Florentino Pérez Raya, pidió al Ministerio y a las comunidades que hagan un esfuerzo para que la atención sea homogénea en todo el territorio nacional y señaló que hay que cambiar el modelo para pasar de curar a cuidar, ya que en España hay 11,3 millones de personas mayores de 64 años, de las que el 70% tiene, al menos, una enfermedad crónica.

En la rueda de prensa también participó el Interlocutor nacional sanitario de la Policía Nacional, Javier Galván, quien ofreció los últimos datos disponibles de las agresiones a los profesionales sanitarios. En los cuatro primeros meses del año se denunciaron 72 agresiones, 14 de ellas en abril, que es la tasa más baja desde que se puso en marcha el sistema estadístico en 2018. Además, se registraron 1.136 hurtos y 85 robos con fuerza en centros sanitarios. El comisario Galván anunció que 5 comunidades (Madrid, La Rioja, Baleares, Murcia y País vasco) implantaron la figura del director de seguridad o están en proceso de hacerlo.