Los municipios ribereños se organizan para «frenar los trasvases» del Tajo

Trasvase Tajo-Segura a su paso por Sierra Espuña. /A. DURÁN / AGM
Trasvase Tajo-Segura a su paso por Sierra Espuña. / A. DURÁN / AGM

Catorce pueblos cercanos a Entrepeñas y Buendía crean una mancomunidad para que les represente en la Comisión de Explotación del acueducto

LA VERDAD/EP

Murcia. Animados por el compromiso de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, de darles voz y voto en el órgano que decide los trasvases, los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía han constituido una mancomunidad para que les represente en la comisión de explotación del acueducto Tajo-Segura y han anunciado ya cual será su objetivo en ella: «Frenar los trasvases» para el campo.

Desde la Asociación de Municipios Ribereños celebraron ayer el nacimiento de la mancomunidad como «un escalón más hacia la consecución de nuestros objetivos». «Esperamos llegar a tiempo para ser incluidos en la comisión de explotación de cara al próximo septiembre», indicó la presidenta de esta asociación, María de los Ángeles Sierra, cuyo municipio, Cañaveruelas, no forma parte de momento de la nueva agrupación.

«Tienen que escucharnos, saber que estamos dispuestos a colaborar si se necesita agua para consumo humano, pero no para seguir enriqueciéndose a costa de nuestros municipios y del patrimonio de todos los españoles; queremos frenar esta dinámica de autorizar trasvases máximos mes tras mes y mientras continúe la sangría, nos enfrentaremos al Gobierno sea del color que sea», agregó Sierra.

La nueva Mancomunidad de Aguas de Municipios Colindantes de los Embalses de Entrepeñas y Buendía elegirá al órgano de gobierno que dirigirá a la organización con la intención de entrar cuanto antes a la comisión de explotación del Trasvase Tajo-Segura y poder participar así de las decisiones sobre las entregas de agua al Levante.

El vicepresidente de la Asociación de Municipios Ribereños y alcalde de Alcocer, Borja Castro, señaló que esta entidad servirá ahora para que por fin finalicen las obras de la canalización de Morillejo y poder así dejar atrás el «humillante» abastecimiento con cisternas de los pueblos mancomunados.

La Mancomunidad de Aguas de la cabecera del Tajo está formada por 14 pueblos ribereños de Entrepeñas y Buendía. En concreto, se trata de los municipios de Albendea, Alcocer, Alocén, Auñón, Buendía, Chillarón del Rey, Cifuentes, Durón, Mantiel, El Olivar, Pareja, Sacedón, Trillo y Valle de Altomira, mientras que su domicilio fiscal y social y los órganos de gobierno se ubicarán en Sacedón.

Apoyo del PP manchego

Mientras tanto, el PP de Castilla-La Mancha volvió a desmarcarse de la dirección nacional del partido y reiteró su apoyo a los municipios ribereños. Su secretaria general en esta región, Carolina Agudo, declaró el martes pasado que «siempre» defenderán «las reivindicaciones históricas» que se han hecho desde la Comunidad, «también desde los pueblos ribereños», aunque negó que haya dos frentes en el partido sobre este asunto. «Hay un único partido y una única idea» que siempre el PP ha defendido, que «es garantizar el agua en calidad y en cantidad», agregó.

Así respondió Agudo al ser preguntada si hay dos frentes en el partido después de que el PP de Castilla-La Mancha se desmarcara de la proposición no de ley registrada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, y firmada por el secretario general del partido, Teodoro García, en la que solicitan no incluir a los municipios ribereños en la comisión de explotación del Trasvase.

«El PP de Castilla-La Mancha sigue en la misma posición de siempre, que es la de defender los intereses hídricos de la región y lo hacemos tendiendo la mano al Gobierno de la región pidiéndole que queremos dialogar», indicó Agudo.

Más