José García Caballero: «El mundo 'cripto' trasciende ya de la cultura friki a otras capas sociales»

José García Caballero, con su 'tablet', ayer, en Murcia. / V. VICÉns / AGM
José García Caballero, con su 'tablet', ayer, en Murcia. / V. VICÉns / AGM

El empresario está convencido de que, en el futuro, una misma vivienda «tendrá cientos de propietarios» con la cadena de bloques

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

El economista murciano José García Caballero, experto en el mercado inmobiliario, donde ha desarrollado su carrera profesional, está al frente de la empresa Real Fund, junto a su socio, Juan Manuel Garrido, ingeniero de sistemas, con la que pretende desarrollar en dicho sector la tecnología 'blockchain' -cadena de bloques que aspira a revolucionar la financiación y eliminar los intermediarios en la economía-. Precisamente, acudirá como ponente al segundo II Congreso Blockchain Murcia, que se celebra en el Ceeim, en el campus de Espinardo, el sábado 11 de mayo.

-Cada vez se habla más de criptomonedas, bitcoin, pero aún es algo desconocido, ¿podría explicar qué es exactamente esta tecnología?

-El 'blockchain' es una tecnología vinculada al mundo de internet y a la criptología e informática. Y lo que permite es que los archivos/activos digitales puedan transmitirse de manera segura, mediante la inscripción de datos o valor en un libro-registro cuya singularidad es que no lo tiene una única entidad sino miles de personas.

«Las ventajas son mayor transparencia y menos costes por las intermediaciones»

-¿Podría ser más concreto?

-Pensemos, todos tenemos dinero en el banco, y la realidad es que eso no deja de ser una anotación en una base de datos de un tercero de confianza, porque en realidad no tienen el dinero físicamente. Así, lo que hace 'blockchain' es anotar cronológicamente en el libro-registro el dinero, o valor, como bitcoin -la mayor aplicación de esta tecnología-, aquellas cantidades concretas que alguien ha recibido y las que tiene que mandar, de manera que hay un saldo y nunca se podrá enviar más de los que he recibido. Y la garantía del proceso no está en un banco o en un tercero de confianza sino en la propia cadena de bloques que está en miles de ordenadores, y si uno tratara de hacer trampas saltarían las alarmas a todos.

-Pero esta economía virtual parece estar aún en una fase embrionaria.

-Casos de uso real con aplicaciones que se estén dando con mucho éxito solo está ahora bitcoin, y poco más; pero lo que sí aguarda esta tecnología es mucho más, ya que si yo realizo un acto o una transmisión de valor o información, que puedo identificar digitalmente, lo que sí se asegura es que la anotación en ese registro distribuido es inalterable. Y todo ello sin necesidad de un notario, un banco o un tercero que lo garantice.

-¿Y cuáles son las ventajas concretas de este cambio en la economía?

-Pues varias muy importantes. Reduce el coste de intermediaciones, pues se puede enviar dinero sin que nadie intervenga en la operación, ni cobre comisiones; y rebaja los costes de 'networking' (relaciones de negocios), porque miles de personas de todo el mundo entran en contacto a través de una tecnología gratuita, de código abierto y que se instala en cualquier ordenador sin tener que entrar en plataformas terceras. Pongamos el caso de Uber en el transporte, donde no haría falta su intermediación, al tener la garantía de que yo mando el dinero o la criptomoneda a quien presta el servicio sin nadie en medio.

«Sin regulación nunca habrá una adopción masiva de esta tecnología»

-Pero las garantías de seguridad, ¿cómo son de efectivas?

-En el caso de las criptomonedas, como bitcoin u otras, puede ser que haya un pequeño déficit, no de seguridad, sino de responsabilidad. Porque cuando tienes el dinero en el banco, tú pierdes la clave para operar en internet y no pasa nada, vas a tu entidad y te dan otra; pero en el caso de las carteras donde se depositan los criptomonedas tú eres el dueño de la clave privada y si la pierdes te puedes quedar sin acceso por el hecho de que no existe un organismo o una tercera parte de confianza. Por ello, surgirán empresas que serán como bancos que harán de depositarios y garantes para aquellos que prefieran quitarse esa responsabilidad de encima.

-También está el riesgo del 'hackeo'.

-Es otro déficit, porque si tú tienes el dinero en un mercado donde se compran y venden criptomonedas, es verdad que existe un pequeño riego en esa web, aunque es el mismo que en cualquier empresa y Administración que almacena valor o información.

-¿En qué nivel está España en cuanto a la implantación de 'blockchain'?

-Estamos retrasados con respecto a otros países, según los indicadores, pero es cierto que nunca habrá una adopción masiva de esta tecnología en tanto en cuanto no haya una regulación. Pero, claro, esta siempre va detrás del desarrollo. Así que se pueden hacer muchas más cosas de las que están permitidas, por lo que las empresas que tienen proyectos están siempre consultando al Banco de España o a la CNMV.

-¿Y cómo se desarrolla en la Región?

-El mundo 'cripto' trasciende ya de la cultura friki, por así decirlo, para ampliarse a otras capas de la sociedad. No obstante, en Murcia, lamentablemente, no hay mucho desarrollo, apenas un par de pequeñas organizaciones que se están gestando, y más enfocadas a la compra de criptomonedas, 'trading'. Pero no existe un ecosistema de 'blockchain'. Eso sí, en el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (Ceeim) se está trabajando para su potenciación.

-¿Hay que hacer una labor casi de evangelización tecnológica ?

-Totalmente. Cuesta trabajo como todo en esta época de aceleración de los cambios. Pero no soy pesimista al respecto, y está absolutamente claro que esta tecnología ha venido a liderar el futuro y hay mucho por descubrir, ya que es muy poliédrica y podría servir para tantas cosas. Sin embargo, lo que está claro es que es una tecnología que al permitir la descentralización de la información digital lo que está haciendo es añadiendo valor a los ciudadanos y permitiendo que capturen parte del mismo que se estaba quedando hasta ahora en manos de los intermediarios.

-¿Y aparte del mundo financiero, en qué otros sectores puede jugar un importante papel este sistema?

-La trazabilidad es una tendencia en el que 'blockchain', y en la Región hay un sector tan importante como la agroalimentación, con tanto peso exportador, en el que esta tecnología puede jugar un papel importante en transparencia para demostrar con información segura el alto valor y los estándares de calidad del producto.

-Su empresa está trabajando en una iniciativa enfocada al segmento inmobiliario, ¿en qué consiste?

-Es una experiencia de 'tokenización' inmobiliaria pionera. Por ejemplo, cogemos una vivienda y dividimos el valor de la propiedad en 150 partes, que equivaldrían cada una a un 'token', que es la representación digital de un activo real en la 'blockchain' donde este ese registrado ese inmueble.

-Es la inversión en copropiedades.

-Seguro que en el futuro una misma vivienda o un inmueble tendrá cientos de propietarios. Además, ese titulo o valor podrá ser cotizado y hasta será una inyección para los mercados.