Los sindicatos vuelven a rechazar la oferta pública de empleo del gobierno local de Molina

«Nuestras propuestas son conformes a la ley y muy similares a las de otros ayuntamientos de la Región», afirman

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

Los representantes sindicales de UGT, CC OO y CSIF volvieron a mostrar su rechazo ayer a la Oferta Pública de Empleo (OPE) que la junta de gobierno aprobó el jueves, ya que no recoge el documento sobre acuerdos básicos y calendarios que los sindicatos plantearon en las reuniones mantenidas con el gobierno local. Los sindicatos quisieron dejar claro que sus propuestas «son conformes a la ley y similares a las de otros ayuntamientos de la Región, como Murcia o Cartagena, donde nadie ha recurrido los procesos extraordinarios de consolidación y regularización del empleo temporal en fraude de ley».

En el caso de Molina este proceso afecta a unos 108 trabajadores. Una parte del colectivo de empleados afectados se desmarcaron de los sindicatos y no quisieron formar parte de la OPE aprobada por el Consistorio. A juicio de los sindicatos, «no quieren estar en la OPE porque no se ofrecen las garantías para que puedan preservar sus puestos de trabajo».

Los sindicatos, salvo el SIME, volvieron a denunciar que «la OPE no incluye a colectivos como el Conservatorio o la escuela taller, ni ninguna plaza de promoción interna». Los representantes sindicales defendieron que su estrategia «ha sido transparente», y cuestionaron la del gobierno local «porque intenta cuestionar la forma de acceso de los trabajadores que aspiran ahora a estabilizar su situación laboral».

El concejal de Recursos Humanos, Ángel Navarro García, declinó replicar a los sindicatos. El edil explicó el pasado miércoles que el gobierno local había alcanzado muchos puntos en común con los representantes sindicales para regularizar el acceso a más de 80 puestos de funcionarios municipales. Sin embargo, los sindicatos mayoritarios «se descolgaron en la última reunión, exigiendo posiciones de máximos imposibles de abordar porque ni la ley ni los intereses generales pueden ser vulnerados en favor de otros intereses particulares», remarcó el edil.