La romería abre 17 días de fiestas en Molina

Fieles ataviados con el traje huertano portan a hombros la imagen de la Patrona, ayer. / j. l. vivas
Fieles ataviados con el traje huertano portan a hombros la imagen de la Patrona, ayer. / j. l. vivas

Cientos de vecinos acompañan a la Patrona en el traslado desde su ermita hasta la parroquia de la Asunción

JUAN LUIS VIVAS

Centenares de molinenses participaron ayer en la tradicional romería de la Patrona, la Virgen de la Consolación, muchos de ellos recién llegados de las vacaciones. Y es que este año la romería no se ha hecho esperar. Como marca la tradición, el sábado anterior al primer lunes del mes de septiembre, los molinenses realizan el traslado procesional de la imagen de la Virgen desde su ermita hasta la iglesia de la Asunción.

Por su itinerario habitual, desde el pequeño templo huertano que lleva su nombre hasta la iglesia parroquial, la Patrona recibió los vítores y cánticos de sus feligreses, siendo arropada también por las autoridades municipales. El desfile estuvo escoltado por la banda municipal de música y por el grupo de Coros y Danzas de Molina, que abanderó la romería con un variado repertorio de música y baile.

Ayer por la mañana, las fiestas se anunciaron con el disparo de cohetes en la puerta de la ermita de la Consolación. Poco antes, el Tío de la Chirimaita, acompañado por los Cabezudos, mostraba a los vecinos que transitaban por el mercado instrumentos tradicionales, como la dulzaina, y recordaba que los festejos se prolongarán hasta el día 16 de septiembre, una jornada festiva en la ciudad.

La ruta de la tapa y las actividades infantiles acaparan el primer fin de semana de celebraciones

Bastón de mando

En la parroquia de la Asunción permanecerá la Virgen de la Consolación durante todo el periodo fiestas, hasta el día 16, cuando desfilará nuevamente entre sus devotos de retorno a su ermita. A partir de ahora se alternarán los actos lúdicos y musicales con los religiosos, uno de ellos tendrá lugar el sábado 14 de septiembre, cuando las autoridades locales desfilarán hasta la citada iglesia para que la alcaldesa, Esther Clavero, entregue el bastón de mando de la ciudad al párroco José León León.

Hoy al mediodía tendrá lugar el acto de nombramiento del Embajador de la Ruta de la Tapa, un honor que recae sobre Tomás Écija, gerente y chef de los restaurantes La Maita, ubicado en Molina de Segura, y El Albero, en Ceutí. Esta tarde, el propio Écija dirigirá una demostración culinaria en el Paseo Rosales, a las 20 horas. Por otro lado, la jornada de mañana también estará orientada al público familiar, con la representación del musical infantil 'Sim Saladin', que se podrá ver en la plaza de España a las 21 horas.