Quince años por el asesinato de un exconcejal en una disputa por lindes

El condenado, durante su detención en 2017./Edu Botella / AGM
El condenado, durante su detención en 2017. / Edu Botella / AGM

El jurado establece que la víctima no tuvo opción alguna de defensa frente a los disparos que efectuó 'Juan del Campo'

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Juan L.G., conocido por el sobrenombre de 'Juan del Campo', ha sido condenado a quince años de prisión por el asesinato de un exconcejal de San Javier, Manuel Leal Manzanera, ocurrido hace dos años en la Ribera de Molina de Segura a consecuencia de una disputa por unas tierras. La sentencia ha sido dictada 'in voce' este mediodía por el magistrado Álvaro Castaño, después de que los integrantes del jurado popular establecieran en su veredicto que Juan L.G. era culpable de un delito de asesinato con alevosía, al no haber tenido la víctima opción alguna de defenderse frente a los disparos de escopeta del ahora condenado.

Las distintas partes del proceso, tanto la defensa como las acusaciones pública y privada, habían acordado que el acusado reconocería haber acabado con la vida del exconcejal marmenorense, con quien mantenía discrepancias por las lindes de unas tierras de cultivos, y a cambio de ello se aceptaría que la pena le fuera rebajada hasta los quince años de prisión, como así ha ocurrido. Para fijar esta condena se ha tenido en cuenta no solo el reconocimiento de los hechos por parte del encausado, sino también su voluntad de reparar el daño causado, ya que antes del juicio había entregado unas fincas rústicas a modo de indemnización para los familiares de la víctima. En este aspecto, el magistrado ha fijado las indemnizaciones globales en 350.000 euros.

El letrado Pedro López Graña, quien representa los intereses de la familia del fallecido, se mostró satisfecho por la resolución del asunto, «ya que satisface el deseo de mis clientes de que se hiciera justicia y además, gracias al acuerdo alcanzado tras el reconocimiento de los hechos por parte del acusado, se ha evitado cualquier posible sorpresa desagradable en el transcurso del juicio.

El crimen se produjo en junio de 2017, cuando Juan del Campo discutió con Manuel Leal por los problemas de lindes que los tenían enfrentados desde tiempo atrás, y le acabó descerrajando un disparo en la cabeza.

«En aquel momento -confesó al jurado- me alteré más de la cuenta y disparé la escopeta, o se me disparó, pero fuera lo que fuera, el hecho está ahí, y lo asumo». También admitió que tras los hechos, y de regreso a su vivienda, en Molina de Segura, pidió a unos jóvenes que se encontró en el camino que avisaran a la Policía.