La presión de los pensionistas obliga al Pleno de Molina a tramitar una residencia pública

Imagen de archivo de un grupo de jubilados en un parque de Molina. /J. Carrión/ aGM
Imagen de archivo de un grupo de jubilados en un parque de Molina. / J. Carrión/ aGM

El gobierno local pedirá a Educación que incluya la oferta de alemán y español para extranjeros en la escuela de idiomas

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La presión de la Plataforma de Pensionistas de Molina de Segura obligó ayer al Pleno a aprobar una moción suscrita por todos los grupos en la que se acordaron varias de sus propuestas, una de ellas para que el Ayuntamiento ofrezca un solar para la construcción de una residencia pública de atención a las personas mayores del municipio y a la que puedan tener acceso los jubilados, «con el consiguiente aumento de plazas para centros de día». La parcela ya estaba cedida, en la zona de Cañada de las Heras, por lo que ahora la pelota está en el tejado de la Comunidad Autónoma.

En dicha propuesta también se solicita al Gobierno regional que «dote con el presupuesto correspondiente la construcción de una residencia pública para personas mayores». Antes del debate en la sesión tomó la palabra Isabel López, en representación de la plataforma, que todos los jueves se concentra en la plaza de España, para denunciar «la situación que sufren muchos mayores de la Región, que han de esperar nueve meses para acceder a una residencia». Incidió, asimismo, en que «las pensiones son bajas en la Región» y en que el poder adquisitivo de los mayores «se ha mermado de forma considerable».

Supresión de copagos

La sesión acordó, de igual forma, que se supriman las tasas por cumplimentación de solicitudes relacionadas con la Ley de la Dependencia y los copagos de la ayuda a domicilio, «y en especial las de las pensiones que estén por debajo del salario mínimo interprofesional», reza la propuesta. También se aprobó pedir la puesta en marcha de un parque público de viviendas de carácter social, que permita el acceso a las personas con bajos niveles de renta y, en especial, «a las personas jubiladas con pensiones insuficientes para tener una vida independiente de sus familias». A instancias de la Federación de Asociaciones de Vecinos Interbarrios, la Corporación también dio luz verde a una moción conjunta para exigir a la Consejería de Educación que incluya en la oferta de la Escuela Oficial de Idiomas las enseñanzas de alemán y español para extranjeros. Entre los argumentos de la propuesta suscrita por todos los ediles, se remarca que «en Molina de Segura están censados vecinos de 110 nacionalidades y 89 de ellas no tienen el español como lengua materna. Y en el debate también se recordó que la incorporación del alemán es una vieja demanda de la propia directiva de la escuela de idiomas».

Esta última sesión ordinaria de la legislatura sacó adelante, por unanimidad, la modificación de la ordenanza reguladora de la tasa por actividad administrativa municipal, relacionada con animales potencialmente peligrosos y por la prestación de servicios del centro zoosanitario.