Los polígonos de Molina mejorarán con la renovación de viales, alumbrado y señales

Una máquina de reasfaltado realiza trabajos de mejora en la calle José Cremades, en el polígono molinense El Tapiado. / J. L. V.
Una máquina de reasfaltado realiza trabajos de mejora en la calle José Cremades, en el polígono molinense El Tapiado. / J. L. V.

La oficina de empresas elabora un estudio con 230 propuestas para solucionar deficiencias en las diferentes áreas industriales del municipio

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La última reunión ordinaria de la junta de gobierno aprobó la adjudicación de cuatro actuaciones primordiales dentro de las infraestructuras industriales de Molina de Segura, como parte del proceso de rehabilitación integral de las mismas. Se trata de los contratos de obras de reposición del firme en los polígonos industriales de La Serreta, por 22.385 euros; La Polvorista, 21.522 euros; y El Tapiado, 22.369 euros, además del contrato de suministro de diseño, fabricación y colocación de tres totems callejeros en estas tres zonas por otros 16.262 euros. Unas partidas con las que se pretende mejorar la calidad de unos espacios que se habían ido deteriorando.

82.538 euros

En total, se van a invertir en los próximos meses 82.538 euros, «dentro de la vigilancia y mejora de polígonos industriales que lleva a cabo la oficina de empresas municipal, revisando las áreas industriales del término, controlando sus deficiencias y solucionando sus problemáticas», según explica el concejal de Promoción y Estrategia Económica, José de Haro, tras los acuerdos de la última junta celebrada en 2018.

La superficie de baches y desperfectos sobre la que se va a actuar se eleva a 8.438 metros cuadrados, designándose las áreas de intervención más urgentes e importantes por los servicios técnicos municipales. Pero no serán las únicas inversiones que acometerá el Consistorio para poner al día las áreas industriales del municipio.

Además, se prevén otras actuaciones que ya están en contratación, algunas ya ejecutadas. Entre otras, el edil destaca la iluminación de la carretera de Campotéjar, en la Ciudad del Transporte; la colocación de más de un centenar de señales verticales de tráfico; el arreglo y alumbrado interior de la rotonda de entrada a La Estrella; la retirada de 36 vehículos abandonados en los polígonos; el nuevo alumbrado público de la calle Melocotón de El Tapiado; y el diseño de conceptualización e imágenes corporativas de los ocho polígonos industriales molinenses; además de otros de los proyectos que se llevarán a cabo en los próximos meses con inversiones municipales superiores a 90.000 euros.

230 propuestas

El concejal también ha indicado que están en fase de elaboración otras actuaciones previstas en el Estudio Estratégico y Diagnóstico Integral de Necesidades, Deficiencias y Carencias de las Áreas Industriales del término municipal de Molina de Segura y 230 propuestas de solución, confeccionado por la nueva oficina de empresas y que será presentado en breves fechas.

De Haro adelanta que, entre las mejoras previstas, están la disposición de aparcamiento en La Estrella, el repintado de más de 200 pasos de cebra, la limpieza de matorrales de las aceras de los polígonos, la construcción de varias rotondas, el desdoblamiento de viales y el encintado de 1.200 metros de aceras.

Del mismo modo, se incluyen otras acciones como la ampliación de la frecuencia de limpieza viaria; el arreglo de jardinería y medianas de la N-301a; el renombrado de calles y la colocación de nuevas placas; el asfaltado de 12.000 metros cuadrados de viales en polígonos; la sustitución de vallados y barandillas; la instalación de nuevo alumbrado público en siete kilómetros de calles; y la nueva cartelería de señalización vial, además de otras muchas y variadas actuaciones en infraestructuras de electricidad, señalización o pavimentación.

«Las inversiones en áreas industriales son una manera de devolver al empresariado lo que está generando para nuestra ciudad, a la vez que se le está dando visibilidad e imagen a la actividad económica molinense», indicó el concejal de Promoción y Estrategia Económica. Añade que estas nuevas actuaciones cuentan con el apoyo de la Asociación de Empresarios y Comerciantes del Segura (Asecom) -que agrupa a Molina de Segura y a toda la comarca-, y de otras entidades económicas, como la entidad urbanística de La Estrella.

Por su parte, la alcaldesa molinense, Esther Clavero, ha reivindicado que el actual equipo de gobierno fijó a principios de su mandato como línea estratégica de acción política el impulso a la reindustrialización del municipio. Así, hace hincapié en la apuesta por la «la reducción paulatina del nivel de desempleo cinco puntos en los últimos dos años; de hecho, se ha visto reducida la tasa de paro hasta el 15,5%».

La fortaleza de una empresa por cada 22 habitantes

Según los datos facilitados por la oficina de empresas, Molina de Segura cuenta en la actualidad con seis polígonos industriales, más otros dos en ejecución, y otros dos en estudio, además de 20 áreas empresariales aisladas. Cuenta con 3.286 empresas ubicadas y cinco millones de metros cuadrados de suelo industrial consolidado. Por ello, «la importancia de la industria y los servicios del municipio es vital, y se muestra estratégica, no solo económicamente, sino social y culturalmente», señala el edil de Estrategia Económica. Apunta que las industrias del municipio facturan anualmente una media de un millón de euros, y existe una empresa radicada por cada 22 habitantes, una de las mayores concentraciones empresariales del país. Esto posibilita que la ciudad tenga la renta per cápita más alta de la Región, con 27.000 euros brutos por habitante, y un PIB municipal que ronda los 5.000 millones de euros. «Las cifras de Molina de Segura son desbordantes, con la existencia de 3.600 empresarios, una plantilla de 36.000 trabajadores, y 14 de las cien mayores empresas murcianas en su término municipal», concluye José de Haro.