El Pleno de Molina aprueba las retribuciones de los ediles por unanimidad

La alcaldesa (d) con otros ediles, al acabar el Pleno, ayer. / J. L. V.
La alcaldesa (d) con otros ediles, al acabar el Pleno, ayer. / J. L. V.

La propuesta de la alcaldesa salió adelante en una plácida sesión que se despachó en menos de una hora

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

El primer Pleno de Molina de la nueva legislatura transcurrió ayer con una cordialidad casi inusual, si se compara con los vividos en mandatos anteriores. Salvo una, todas las mociones que presentó la alcaldesa se aprobaron por unanimidad y apenas hubo intervenciones, por lo que la sesión extraordinaria se despachó en menos de una hora. Desde las filas de la oposición solo se pusieron dos objeciones relevantes.

En la moción referente a las retribuciones de los concejales, la portavoz de Cs, María Dolores García, intervino para hacer una reflexión en voz alta. «Que cada concejal cobre lo que cobraba en su puesto de trabajo, marcando unos mínimos para quienes no tienen empleo y unos máximos para quienes tienen sueldos inasumibles para una administración pública», subrayó. Y apostilló que su partido hubiera firmado este tipo de acuerdo si se le hubiera planteado.

El portavoz del equipo de gobierno, Ángel Navarro, replicó a Cs que «su posición es demagógica y contradictoria». El portavoz socialista instó a los ediles naranjas a que presentaran una propuesta «para que ustedes se pongan las retribuciones que defienden, pero no hagan un discurso de cara a la galería que contradice lo que ya se había acordado».

Prueba de ese acuerdo al que aludió Navarro es que en la votación hubo unanimidad y todos los ediles, incluidos los tres de Cs, refrendaron la moción de la alcaldesa sobre las retribuciones. La propia alcaldesa, Esther Clavero, calificó de «poco coherente» ese planteamiento. «Esa propuesta la podía haber hecho en cualquier junta de portavoces e, incluso, haber presentado una enmienda en el Pleno», indicó. Las retribuciones, según expuso Navarro, «son sostenibles financiera y éticamente». El portavoz socialista precisó que la subida salarial está acorde con lo que marcan los Presupuestos Generales del Estado y puso el énfasis en que las liberaciones de ediles «están un diez por ciento por debajo de lo que marca la ley».

El otro punto de fricción que hubo en la sesión tuvo lugar en la moción sobre delegación de atribuciones del Pleno en la junta de gobierno. El portavoz popular, José Ángel Alfonso, consideró que algunos de esos asuntos deberían ser debatidos en el Pleno para que todos los grupos pudieran opinar y, en concreto, pidió que las modificaciones de los precios públicos y tasas se eliminaran de las atribuciones delegadas, pero no se consideró dicha petición y el PP se abstuvo en la única moción que no alcanzó el consenso unánime.

Retribuciones

Como ya adelantó 'La Verdad', la retribución por dedicación exclusiva de la regidora se ha fijado en la cantidad de 61.219 brutos anuales. El portavoz del equipo de gobierno, Ángel Navarro, percibirá 56.117 euros brutos anuales, mientras otros diez concejales liberados cobrarán 51.016 euros anuales, incluida la portavoz de Cs. En el caso del PP habrá dos concejales con dedicación parcial, José Ángel Alfonso y Francisco Hernández, que tendrán un salario de 25.508 euros brutos anuales. Este será también el caso del portavoz de Vox, Antonio Martínez.

Y aquellos concejales sin atribuciones delegadas y sin dedicación exclusiva ni parcial percibirán una indemnización por la concurrencia efectiva a las sesiones de los órganos colegiados municipales de los que formen parte, por el importe de 450 euros por reunión hasta un límite de 900 euros mensuales. Tanto Vox como Podemos han podido conformar grupo, pese a obtener menos de tres concejales. Así lo acordó el Pleno por unanimidad.