El Pleno aprueba el Presupuesto con críticas de «fraude» de la oposición

El equipo de gobierno defiende las cuentas porque «consolidan el crecimiento y el bienestar social»

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

El Pleno aprobó ayer en sesión extraordinaria, con 13 votos a favor y 12 en contra, el proyecto de Presupuestos municipales de 2019, que asciende a 63,3 millones, como ya adelantó 'La Verdad'. Las cuentas aumentan un 5,25% con respecto a las de 2018 y la alcaldesa, Esther Clavero, resaltó que «se trata de un presupuesto equilibrado, que consolida la senda del crecimiento y bienestar social».

Desde las filas de la oposición se rechazaron las cuentas porque «las formas son importantes, igual que el contenido», indicó la portavoz del Grupo Popular, Sonia Carrillo. Adujo que el Presupuesto no se aprobará de forma definitiva hasta que no se resuelvan las alegaciones, y ello ocurrirá después de las elecciones de mayo, precisando que el Gobierno en funciones no podrá resolver ninguna de ellas. «Es una irresponsabilidad y un fraude aprobar unas cuentas a once días de las elecciones, cuando tendrían que haber entrado en vigor en enero», incidió Carrillo. A su juicio, debería ser el Ejecutivo entrante el que aprobara el nuevo Presupuesto.

El concejal no adscrito Miguel Ángel Rodríguez denunció que desconocía el contenido de las cuentas hasta la Comisión de Hacienda. «Gobernar es pactar, y pactar no es ceder», sentenció el exconcejal del PP.

El portavoz de Cambiemos Molina, Fernando Miñana, instó a la oposición a que valorara el contenido de los Presupuestos, subrayando que el proyecto contempla reducciones de impuestos «para quienes más lo necesitan». «Me gustaría saber qué partidas suprimirían», preguntó el edil de la formación morada.

Rodríguez y Carrillo coincidieron en que los sindicatos mayoritarios están en contra de la plantilla presupuestaria. Además, «no se sabe si están contemplados los gastos de las nuevas instalaciones» que se pondrán en marcha a lo largo del año, según indicó la portavoz popular. La edil ensalzó las infraestructuras que se abrieron durante los gobiernos del PP y otras que se realizaron a través de los presupuestos participativos, «que ahora las hacen suyas».

El concejal de Hacienda, José de Haro, recordó que el Presupuesto de 2018 se aprobó un 30 de mayo, sin que hubiera convocatoria electoral. «Lo que ocurre es que el PP solo conoce dos modos: modo campaña y modo no hago nada», indicó.