El Pleno de Molina acaba en gresca entre gobierno y oposición por la gestión del episodio de lluvias

El representante de la Plataforma de la Inmigración en su intervención, ayer, en el Pleno en Molina. / J. L. V.
El representante de la Plataforma de la Inmigración en su intervención, ayer, en el Pleno en Molina. / J. L. V.

Aprueba por mayoría una moción para exigir a la Comunidad Autónoma que decrete ayudas directas a particulares, mientras rechaza otras tres de Vox, Cs y PP

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La crisis por los daños del temporal de gota fría centró buena parte del Pleno ordinario celebrado anoche en Molina de Segura, donde se debatieron hasta cinco mociones distintas, una de ellas presentada por la alcaldesa con carácter de urgencia al principio de la sesión. En ella se demanda al Ejecutivo regional que aporte ayudas directas a particulares y ejecute un plan de choque, además de un sistema de financiación para reparar daños en infraestructuras públicas. La regidora pidió que la Comunidad cubra el 25% de los costes.

El PP presentó una enmienda con nueve puntos que, entre otros acuerdos, exigía al Gobierno central que cubra el 100% de las ayudas y se agilicen los trámites burocráticos. La enmienda fue rechazada por la mayoría del equipo de gobierno. «Hay que ser corresponsables y los gastos tienen que repartirse», indicó el portavoz del gobierno, Ángel Navarro. Otras tres mociones presentadas por Vox, Ciudadanos y PP fueron rechazadas por la mayoría de PSOE y Podemos.

«Básicamente, las rechazamos porque no vamos a permitir que se falte a la verdad», dijo Ángel Navarro. Los portavoces, sobre todo los del PP y PSOE, se enzarzaron en un duro debate a cuentas de la gestión de la crisis derivada por los efectos de la gota fría.

Por parte de Vox, Antonio Martínez denunció la forma de proceder por parte del gobierno de coalición y demandó más información. La portavoz de Cs, María Dolores García, subrayó que «nos hubiera gustado que hubiéramos ido todos de la mano y no parece responsable que se pretenda sacar rédito político», indicó.

El PP presentó una moción que recogía 19 propuestas en la que se pedían ayudas para la población afectada, como la reinversión del dinero no gastado en fiestas patronales, y la creación de diversos protocolos en situaciones de lluvias torrenciales. Su portavoz, José Ángel Alfonso, denunció «un cúmulo de improvisaciones y una falta de coordinación absoluta con el resto de miembros de la Corporación, sin que convocara ni una junta de portavoces».

Ángel Navarro replicó que «lo primero es responder a las situaciones de emergencia y no el lloriqueo de la oposición». Le pareció «contradictorio y cínico» que, por un lado, la oposición felicite -en una moción conjunta- a los colectivos y personas que ayudaron y, por otro lado, critique la gestión del gobierno. La alcaldesa apostilló que «queda mucho trabajo por hacer y esperemos que coincidamos en exigir ayudas tanto al Gobierno de la nación como al regional».

La crisis por los efectos de la DANA se debatió hasta en una moción que presentó la concejal de Cultura, Soledad Nortes, para reconocer institucionalmente al Festival de Teatro de Molina, que el domingo clausuró su edición número 50. La moción se aprobó por unanimidad y en uno de los acuerdos se indicaba que una de las butacas del Teatro Villa de Molina lleve el nombre de dicho festival.

A la concejal del PP Juana Martínez le pareció «insólito» que se presentara esta moción y sugirió que dicha butaca lleve el nombre de los afectados por la DANA. Dijo que no estaba en contra, pero consideró que no era el momento porque «hay gente que está desmoronada porque no tiene dónde vivir». Nortes, con alusiones literarias a Machado, a Calderón de la Barca y a Shakespeare, manifestó su sorpresa y replicó al PP que esa butaca representa «a los 75.000 habitantes del pueblo de Molina». La alcaldesa apostilló que «hacer política del dolor es muy mezquino».

Declaración contra el pregón «racista» de las fiestas patronales

Antes de que se iniciara la sesión, se procedió a la lectura de una declaración institucional suscrita por el gobierno municipal sobre «las manifestaciones xenófobas y racistas realizadas en el pregón de las fiestas patronales de este año», según el texto leído por alcaldesa. En la nota institucional se agrega que «declaramos nuestro compromiso por el respeto de este Ayuntamiento a la diversidad y las libertades democráticas que tanto costó asentar en nuestra sociedad, y por mantener alejados de la práctica institucional cualquier actuación que pueda alimentar la burla, desprecio o criminalización de grupos o colectivos». Tras la lectura de la declaración tomó la palabra un representante de la Plataforma de Inmigración de Molina para condenar el contenido del pregón que tanta controversia suscitó en las fiestas.