La participación de los vecinos en los presupuestos cae al 4,8% del censo

De 59.347 ciudadanos con derecho a voto, solo 2.882 acudieron a las urnas para elegir los proyectos

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

Los presupuestos participativos han sufrido «un frenazo» en Molina, en palabras del concejal responsable, Pedro Jesús Martínez, después de bajar en más de dos puntos la participación tras las últimas votaciones. En esta ocasión votaron 2.882 vecinos, de los 59.347 mayores de 16 años con derecho a sufragio, por lo que el porcentaje de participación se ha situado en el 4,86% frente al 6,97% del pasado año, cuando 4.086 personas decidieron sumarse al proceso. Del total de votantes, 1.872 lo hicieron de forma presencial y otros 1.009 por Internet. Salvo en las pedanía de La Ribera y El Romeral, en el resto ha votado menos gente.

Pese al descenso, el edil de Participación Ciudadana reivindica que Molina «sigue estando por encima de la media» de los municipios de más de 20.000 habitantes que tienen implantando este sistema. En unos días está previsto que se reúna la junta local del área para realizar un análisis más exhaustivo sobre las razones que incidieron en este hecho.

«Más diversidad»

Uno de los aspectos que sí destaca Martínez es que ha habido «más diversidad» en cuanto a la elección de propuestas, por lo que valora que los vecinos se han mostrado «más solidarios», sobre todo en los programas municipales, que cuenta con un millón de los dos presupuestados. Con respecto a las inversiones de ámbito municipal, las propuestas son la colocación de marquesinas en varios puntos, acondicionar e instalar aparatos de gerontogimnasia, arreglar asfalto en caminos de campo y huerta, y colocar sombrajes en parques.

Además, hay otra parte del dinero que se destina a actividades y programas, es decir, a gasto corriente. Entre las opciones con más respaldo está la realización de un estudio para el fomento de la participación; educación para construir la igualdad entre mujeres y hombres; adecuar una sala para proyectar cine, y dotar de recursos la biblioteca Mercedes Mendoza. También se ha aprobado la dinamización de juntas de zona; acciones para combatir la violencia machista; talleres para mayores; un mapa de ruidos; y otro plan de integración social, económico y cultural para el barrio de Fátima.

Altorreal, otra vez

Con respecto al destino del millón de euros que se distribuyen las cinco zonas del municipio, las propuestas se han redistribuido de una forma más equitativa que en anteriores ediciones, salvo en la zona de urbanizaciones. En este caso Altorreal vuelve a llevarse todo el dinero asignado a la zona 3, por lo que no ha salido adelante ninguna inversión para La Alcayna, Los Conejos u otras.

Por tanto, los 211.190 euros destinados a la zona 3 se dedicarán a la pavimentación del aparcamiento del club deportivo de Altorreal, adecuación de la pista deportiva de la plaza de la Huertana, pista multiusos en sus instalaciones deportivas, y asfaltado y señalización de la zona de aparcamiento en la misma urbanización.

En las dos zonas del casco urbano, este y oeste, las propuestas que han salido adelante son el soterramiento de contenedores, mejoras de iluminación, arreglos de parques infantiles, adecuación de aceras y colocación de aparatos de gerontogimnasia. También se ha aprobado la compra de una casa situada en la esquina de las calles Rodríguez de la Fuente y Calvario, en el barrio de San Roque.

Y en las zonas 4 y 5, que se corresponden con pedanías del campo y de la huerta, las iniciativas con más apoyos consisten en la colocación de farolas, acondicionamiento de caminos y arreglo de paradas autobús.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos