Homenaje y recuerdo a los años dorados de la industria conservera

Representantes de las familias conserveras de la localidad./J.L.V.
Representantes de las familias conserveras de la localidad. / J.L.V.

Las empresas activas entre 1960 y 1980 reciben el aplauso de la Feria de las Tradiciones por el dinamismo que aportaron a la ciudad

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVASMolina de Segura

Molina se trasladó durante cuatro días a los años 60, 70 y 80 del pasado siglo, época dorada de la industria conservera que tanto dinamismo económico aportó a la ciudad. Empresas, representantes sindicales y de trabajadores, incluso ayuntamientos como los de Hellín, Socovos y Puebla de Don Fadrique tuvieron su reconocimiento en un acto institucional celebrado en el marco de la III Feria de las Tradiciones.

«El Ayuntamiento quiere mencionar especialmente a las obreras y obreros de la conserva por su tremendo esfuerzo para sustento de sus familias y del engrandecimiento de sus empresas, porque hicieron grande a una ciudad y contribuyeron al progreso de todos», remarcó la alcaldesa, Esther Clavero, momentos antes de que se hiciera entrega de los galardones conmemorativos.

Uno a uno, los descendientes de las principales familias conserveras de la ciudad homenajeadas fueron recogiendo los distintivos institucionales, con profunda emoción. En concreto, las empresas conserveras y confiteras recordadas fueron La Molinera, Prieto, El Gladiador, Maximino Moreno, Alcurnia, Sandoval, Espallardo, La Abundancia, Juan Rodríguez Plaza, Linares, El Balón, La Rubia y El Paraje.