El grupo valenciano Family Cash compra el híper Eroski de Molina de Segura y garantiza los empleos

Dos clientes, en los accesos al hipermercado, ayer. / J. L. V.
Dos clientes, en los accesos al hipermercado, ayer. / J. L. V.

El nuevo propietario se compromete a mantener las condiciones de la actual plantilla, que estos días atiende a muchos clientes con la liquidación

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

Eroski está liquidando sus existencias porque cierra sus puertas después de más de dos décadas en el polígono El Tapiado. El grupo de origen vasco ha firmado un acuerdo para la venta del negocio de sus hipermercados situados en Molina de Segura y en la localidad cordobesa de Montilla a la cadena valenciana Family Cash. La operación incluye, asimismo, la venta del inmueble de la gasolinera molinense. El mismo acuerdo se produjo el pasado año con un híper en Alcoy (Alicante).

El nuevo operador contempla el mantenimiento de todos los puestos de trabajo -unos sesenta- y subrogará las condiciones laborales de la plantilla de ambos establecimientos, según fuentes de la empresa. Los hipermercados seguirán operando bajo la marca Eroski durante los próximos meses en los que pondrán en marcha la liquidación de sus existencias.

En concreto, en Molina de Segura comenzó la semana pasada y las instalaciones seguirán abiertas hasta el 18 de mayo, bajo la marca Eroski, según fuentes de la firma vasca. El anuncio hecho por la empresa ha propiciado más afluencia de público desde el jueves pasado.

La cooperativa vendió hace tres años al grupo de distribución francés Carrefour cinco de los siete hipermercados que la cadena tenía en la Región, dos en Lorca y otros tres en Murcia, San Javier y Águilas. Al igual que en aquel entonces, pretende dotarse de liquidez para hacer frente a la amortización de su deuda y garantizar su saneamiento financiero. Por tanto, la compañía vasca solo mantendrá abierto en la Región el hipermercado que tiene en Cartagena.

Desde hace tiempo se venía especulando en Molina con la venta de Eroski a otras cadenas, si bien los nombres que se habían rumoreado eran otros, como el referido grupo francés Carrefour o Alcampo. Se trata del único hipermercado que existe en el término municipal, si bien el grupo valenciano que lo adquiere tiene la intención de mantener la actividad del centro comercial.

Clavero espera un impulso

En el equipo de gobierno municipal se congratulan de que «un grupo fuerte vaya a darle un impulso a la zona», en palabras de la propia alcaldesa, Esther Clavero. «Solo podemos respetar las operaciones privadas en las que un grupo adopta la decisión de vender a otro», añade.

También se valora positivamente que se mantengan todos puestos de trabajo. El edil de Promoción y Estrategia Económica, José de Haro, ha precisado que la zona seguirá siendo «atractiva» desde el punto de vista comercial. Recuerda que, además de los establecimientos abiertos, el Ayuntamiento ha ofrecido la cesión de un terreno al Gobierno central para levantar la nueva ciudad de la justicia.

A la llegada de la cadena valenciana Family Cash se suma la reciente apertura de Burger King. Se da la circunstancia de que está situado frente a su máximo competidor, McDonalds, cuyo establecimiento lleva más tiempo abierto y está más consolidado. También destaca la presencia del supermercado Lidl, con bastante movimiento de clientes. Junto a ellos hay otros negocios especializados en otros sectores, como Párraga en electrodoméstico, o Tengo muebles.

Lo que sí parece evidente, a juicio de muchos clientes, es que en Molina funcionan mejor los supermercados especializados en alimentación. Así está ocurriendo con Consum, el grupo Campillo, Másymás, Sangüi, Dia o Mercadona, entre otros. El grupo valenciano podría cambiar sus ubicaciones actuales en la avenida del Chorrico y calle Estación. Una de las alternativas que se ha barajado para uno de sus establecimientos es el local que ocupó Supercor en el centro comercial Vega Plaza. Pero todo ello está pendiente de confirmación. Mercadona también tiene otro local abierto a pleno rendimiento en La Alcayna. En esta urbanización también existe un establecimiento Supercor, en un emplazamiento próximo a la zona de Altorreal.