Family Cash abrirá sus puertas el jueves en el antiguo Eroski

El establecimiento, ubicado en el polígono industrial El Tapiado, mantiene todos los puestos de trabajo

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVASMolina de Segura

El grupo Family Cash abrirá el próximo jueves su nuevo hipermercado en el polígono industrial El Tapiado, después de comprar a Eroski el inmueble en el que la cadena vasca estuvo funcionando durante más de veinte años. Tal y como adelantó 'La Verdad', los nuevos propietarios han absorbido la plantilla de Eroski y, tras los correspondientes cursos de formación, se pondrán al frente de la nueva tienda a partir de este jueves. Está previsto que a las ocho de la tarde se lleve a cabo una inauguración oficial con la presencia de la alcaldesa, Esther Clavero, y otras autoridades y representantes empresariales.

Durante todo el verano, Family Cash ha llevado a cabo obras de reforma, tanto en el interior como en el exterior del edificio, con el objetivo de sellar la impronta de su propia imagen corporativa y comercial. «Somos una empresa fundada en 2013 por profesionales con amplios conocimientos y experiencia en el sector», indican los nuevos propietarios en su página web. Tras la puesta en marcha de su primer establecimiento, ubicado en Xàtiva (Valencia), iniciaron un plan de expansión que les llevó a abrir tiendas en otros municipios de la Comunidad Valenciana, como Torrent, Ontinyent, L'Alquería de la Comtessa y Museros.

El concejal de Estrategia Económica sostiene que la zona seguirá siendo «muy atractiva» desde el punto de vista comercial

Alimentación y bazar

«Nuestro modelo de tienda está basado en la comercialización de productos de alimentación, tanto perecederos como no perecederos, así como un amplio catálogo de artículos de bazar que abarca desde menaje, jardín, ferretería y electricidad hasta textil, juguetes, papelería y productos para el automóvil», explican desde Family Cash.

Afirman, asimismo, que su política de precios «siempre está por debajo de la competencia y desde la primera unidad, por eso, no hacemos ofertas puntuales a lo largo del año». Además, todos sus establecimientos disponen de plazas de aparcamiento «con el objetivo de facilitar las compras a los clientes», según el grupo.

El gobierno municipal se congratula de que «un grupo fuerte vaya a darle un impulso a la zona», en palabras de la alcaldesa de Molina, Esther Clavero. «Sólo podemos respetar las operaciones privadas en las que un grupo adopta la decisión de vender a otro», añade.

También se valora positivamente que se mantengan todos los puestos de trabajo. El concejal de Promoción y Estrategia Económica, José de Haro, precisa que la zona seguirá siendo «muy atractiva» desde el punto de vista comercial para Molina de Segura.