Condenan a una aseguradora a pagar casi 10.000 euros a una mujer se accidentó en la ducha

Palacio de Justicia de Murcia./Javier Carrión / AGM
Palacio de Justicia de Murcia. / Javier Carrión / AGM

La Audencia Provincial señala que la cobertura del seguro sí le ampara, ya que aunque fuese copropietaria del inmueble, a los efectos de la misma tiene la consideración de un tercero

EFE

Una compañía aseguradora deberá indemnizar con 9.953 euros a una mujer que resultó lesionada al sufrir una caída en la ducha, a lo que se negaba al asegurar que no estaba dentro de la cobertura de la póliza por no ser un tercero y ser considerada como asegurada.

Así se dispone en una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Murcia que desestima el recurso que la compañía presentó contra la dictada por un juzgado de primera instancia de Molina de Segura que la condenó al pago de la citada suma. En su recurso, la demandada alegó que la perjudicada vivía de forma permanente en la casa en la que se produjo el accidente y que el seguro había sido suscrito por su esposo, por lo que debía ser contemplada como asegurada, ya que, además, era copropietaria de la misma.

Igualmente, alegó que tampoco cabía indemnizarla por la sustitución del plato de ducha que se rompió y causó la caída porque el marido ya había sido indemnizado, como tomador del seguro. La Audiencia Provincial, al desestimar el recurso, concluye, como hizo el juzgado, en que sí le ampara la cobertura del seguro, ya que aunque fuese copropietaria del inmueble, a los efectos de la misma tiene la consideración de un tercero.