El banco de libros se destina a alumnos de atención especial en Molina de Segura

La edil Fuensanta Martínez (c) con madres de las Ampas. / J. L. V.
La edil Fuensanta Martínez (c) con madres de las Ampas. / J. L. V.

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La partida presupuestaria del banco de libros prevista por la Concejalía de Educación, junto a las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampas) de los centros docentes públicos de Infantil y Primaria de Molina de Segura, cambia de destino y se invertirá, finalmente, en la adquisición de material didáctico para los alumnos con necesidades educativas especiales y de aprendizaje. El objetivo es apoyar así a los profesionales de pedagogía terapéutica y audición y lenguaje que trabajan en los distintos centros educativos.

La edil del área, Fuensanta Martínez, explicó que su departamento contaba en sus presupuestos con una partida concreta de 10.000 euros, denominada banco de libros, pero al poner en marcha este curso la Consejería el nuevo programa de gratuidad de libros de textos para alumnos de Primaria y Secundaria de toda la Región, ya no es necesario financiar dicho servicio, por lo que se ha decidido invertir esa partida en este nuevo fin.

Martínez, que hizo entrega ayer del material correspondiente al Aula de Atención a la Diversidad del CEIP Cervantes, informó de que otros centros del municipio beneficiados son los colegios Sagrado Corazón, Consolación, Tierno Galván, San Miguel, San Antonio, El Romeral, El Sifón, Nuestra Señora de Fátima, Gregorio Miñano, La Purísima, Maestro Francisco Martínez Bernal, Escuela Infantil número 1 Paseo Rosales, Nuestra Señora de Los Remedios, Vega del Segura y Campo de Molina.

 

Fotos

Vídeos