Las ayudas de urgente necesidad llegan a más de 1.100 familias de Molina

El importe medio anual por beneficiario es de casi cien euros, según un informe del Consistorio

JUAN LUIS VIVASMolina de Segura

Las ayudas municipales para situaciones de urgente necesidad ascendieron el pasado año a 342.890 euros, incrementándose un 0,4% con respecto a 2017. De estas ayudas se beneficiaron 1.115 familias, por lo que la cuantía media anual por unidad familiar fue de 307,5 euros. Si se tiene en cuenta que en 2018 las subvenciones llegaron a 3.450 personas, el importe medio anual por beneficiario fue de 99,4 euros. Son los datos del balance del Plan de Ayudas Económicas Municipales para Atención a Situaciones de Necesidad Social y de Apoyo a la Infancia entre 2016 y 2018.

Salvador Manzanera, sociólogo de la Concejalía de Bienestar Social, precisó que los conceptos que mayor peso tienen sobre la cuantía aprobada total en los años 2017 y 2018 son alimentación, alquiler, libros y suministro eléctrico. «Se ha observado un incremento del 20% en productos de alimentación, mientras que las ayudas de libros bajaron un 60% por la existencia de bancos de libros», subrayó. También aumentaron las subvenciones para el suministro eléctrico en un 12,8%, y en alquiler subieron un 1,2%.

La mayoría de prestaciones sociales se destinan a personas de origen español, «frente a malintencionadas opciones políticas que quieren asociar el gasto público a determinadas nacionalidades», indicó el concejal de Bienestar Social, Ángel Navarro. En concreto, el 57,1% de las ayudas fueron recibidas por familias de nacionalidad española durante los tres últimos años. «Quien quiera asociar origen extranjero a mayor consumo de prestaciones sociales está faltando a la verdad», remarcó el edil.

Así lo recogen el referido balance y el perfil sociodemográfico de las unidades familiares solicitantes. Por otro lado, el análisis sociológico también indica que, por género, un 55,9% son mujeres, y por tipo de familia la mayoría son biparentales (38%) y monoparentales (34,8%). En cuanto a los grupos de edad, predominan las personas entre 30 y 64 años (44,8%) y hasta los doce años (35,9%).

Ordenanzas

«Las políticas sociales son el eje dinamizador de nuestra acción de gobierno», señaló la alcaldesa, Esther Clavero. Recordó que en 2017 se aprobaron sendas ordenanzas reguladoras de este tipo de ayudas económicas, «que han dado un impulso a la transparencia y garantía del proceso de adjudicación».

El edil de Bienestar Social señaló que estas ordenanzas «posibilitaron el reconocimiento de derechos sociales, la delimitación precisa de los conceptos sujetos a consideración para la concesión de ayudas económicas municipales, la unificación de los requisitos de acceso y la fijación de cuantías homogéneas».

Entre las principales conclusiones, Navarro subrayó que «se ha producido un ligero incremento interanual en el importe, si bien, ha bajado un 16,7% el número de expedientes entre 2016 y 2018». Esta reducción ha sido posible «porque se han aunado varios conceptos en un solo expediente al unificar criterios y así se ha mejorado la eficacia en los trámites», según el edil.