La Policía confirma que la muerte de una empleada de Astrade en Molina es un crimen machista

La Policía confirma que la muerte de una empleada de Astrade en Molina es un crimen machista

El conserje del centro para la Atención de Personas con Trastorno en el Desarrollo mata con un machete a una compañera de trabajo, Beatriz Ros, de 31 años, y después se suicida. La víctima es hija del exconcejal del PP Cayetano Ros

LA VERDAD / EFEMurcia

Una trabajadora de Astrade (Asociación para la Atención de Personas con Trastorno en el Desarrollo) murió en Molina de Segura este domingo, en el centro integral de la entidad, presuntamente asesinada con un machete por un compañero, según confirmaron fuentes de la investigación. El supuesto homicida ha fallecido posteriormente al suicidarse por ahorcamiento.

El trágico suceso ha tenido lugar durante la madrugada de este domingo en las instalaciones que la asociación tiene en la carretera del Chorrico, a la altura del Parque de los Juncos. La Policía Nacional confirma que se trata de un caso de violencia de género e investiga si ambos mantenían una relación o si era él el que pretendía tenerla y ante la negativa de ella, la acuchilló.

El juzgado de guardia molinense ha activado el protocolo para estos casos tras conocerse el asesinato a las 7.25 horas de este domingo, cuando una empleada entraba a su puesto de trabajo para darle el relevo a la mujer que ha hallado muerta sobre el suelo boca abajo sobre un charco de sangre, mientras que el hombre estaba ahorcado.

La víctima, hija de un exedil

La mujer había nacido en 1986 y el hombre, en 1969, y ambos trabajaban en el centro de la asociación Astrade, fundada en 1996 para la atención de personas con autismo cuya sede está ubicada en la avenida del Chorrico, a la altura del parque de los Juncos. La víctima, que vivía en Molina de Segura, se encontraba en proceso de divorcio y tenía un hijo, se llamaba Beatriz Ros y era hija de Cayetano Ros, exconcejal de Vivienda en el Ayuntamiento de Molina de Segura con el Gobierno del Partido Popular. Por su parte, el presunto homicida era vecino de Beniel y tenía también pareja y un hijo pequeño.

La trabajadora que ha dado aviso al teléfono 112, de 27 años, ha sido atendida de un ataque de ansiedad por personal médico del Servicio Murciano de Salud enviado al lugar por la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias del Gobierno autonómico murciano, señalan fuentes de este departamento.

Servicios sanitarios de emergencias se desplazaron al centro para prestar asistencia a la víctima, aunque no pudieron hacer nada por salvar su vida. En el lugar de los hechos se encontraban la directora gerente del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), Verónica López, la directora general de Personas con Discapacidad y Personas Mayores, Ana Guijarro, autoridades locales y el juez de guardia, así como agentes de las policías nacional, local y científica.

En el registro policial de los coches aparcados de los fallecidos han sido hallados en el interior de ambos silletas, una nevera y efectos de los que suelen llevarse para pasar un día de playa.

 

Fotos

Vídeos