Casi la mitad de los vehículos tienen más de 11 años de antigüedad

Varios vehículos hacen cola para pasar la inspección técnica en la estación de Espinardo./Nacho García / AGM
Varios vehículos hacen cola para pasar la inspección técnica en la estación de Espinardo. / Nacho García / AGM

Las ruedas, los sistemas de alumbrado, el motor y los frenos son las principales causas de los resultados desfavorables en las revisiones

E. PARTEMURCIA

Los años influyen mucho en los vehículos. Las piezas se resienten y empeoran su funcionamiento. Y eso tiene sus consecuencias. En este año, de las 23 víctimas mortales que se han producido en carreteras interurbanas de la Región, en 17 estaban implicados vehículos con más de 11 años de antigüedad.

El parque automovilístico en activo (hasta junio de 2018) suma un total de 1.042.555 vehículos, casi un 5% más que el año pasado. De este censo, un 80% tiene más de 6 años y un 54% sobrepasa los 11. El grueso de esa cantidad se consideran vehículos antiguos, que deben pasar cada año la ITV, ya que la edad de los automóviles es el principal factor de riesgo que afecta directamente al resultado final de las inspecciones.

Hay multitud de factores que influyen directamente en el resultado de las inspecciones de la ITV. El 27% de los exámenes desfavorables corresponden a los sistemas de alumbrado. Las lámparas van reduciendo su intensidad con el uso y deben cambiarse cada 40.000 kilómetros o cada dos años.

Los neumáticos son claves

Otro de los problemas más comunes y que pueden penalizarse en la inspección es la legibilidad de la matrícula, que debe encontrarse en perfecto estado y sin deterioro. Los fallos o irregularidades en el motor representan el 21% de los rechazos en las inspecciones, seguidos del 13% que representan los fallos de los frenos.Asimismo, las ruedas constituyen otro factor clave, ya que aproximadamente un 5% de los conductores circulan con defectos graves en los neumáticos, desconociendo que estas irregularidades afectan a la dirección del vehículo y a los frenos, entre otros elementos.

Tener el dibujo del neumático por debajo del mínimo (1,6 mm) es otro motivo para obtener una calificación desfavorable. Los automóviles que más sufren este problema son aquellos que se dedican al transporte profesional, como es el caso de las furgonetas y los camiones.

Conseguir un resultado positivo en las inspecciones de la ITV no siempre es una tarea fácil; por ello, aconsejan siempre llevar el vehículo al taller para realizarle un 'pretest' para acondicionarlo y que pueda pasar la prueba satisfactoriamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos