La mitad de los médicos que sufren adicciones o trastornos mentales tienen contratos temporales

Isabel Montoya, presidenta del Colegio de Médicos de Murcia, y Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial./Edu Botella / AGM
Isabel Montoya, presidenta del Colegio de Médicos de Murcia, y Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial. / Edu Botella / AGM

El Colegio ha atendido desde 2004 a 62 profesionales, con un incremento de mujeres afectadas en los últimos años

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

El Colegio de Médicos de la Región ha atendido por adicciones a drogas y alcohol, o por trastornos mentales, a 62 profesionales desde 2004. Como el resto de colegios de España, la institución cuenta con un programa, denominado Paime, para la asistencia a estos facultativos con el objetivo de «garantizar al ciudadano» que su médico le atiende «en las mejores condiciones», subrayó este jueves en Murcia Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC).

En los últimos dos años, el Colegio ha detectado un incremento del número de mujeres afectadas por problemas de salud mental, así como de médicos jóvenes sin estabilidad laboral que presentan también algún trastorno o adicción. De hecho, el 50% de los atendidos en el Paime en la Región desde 2017 tienen contratos temporales. «Hay que analizar muchas variables; las condiciones laborales representan un factor que puede influir», advirtió Isabel Montoya, la presidenta del Colegio. «Los médicos no somos de piedra, somos humanos y tenemos el mismo riesgo que los demás. En algunos casos más, por el alto nivel de estrés que produce el ejercicio de la medicina», subrayó, por su parte, el psiquiatra Pedro Pozo, director del Paime en Murcia.

Seis de cada diez nuevos casos registrados obedecen a patología dual, es decir, a una adicción a drogas o alcohol unida a un trastorno mental. Sin embargo, en los últimos años aumenta el número de afectados por depresión o ansiedad, sin relación con consumo de sustancias.

Las especialidades con mayor riesgo, a la luz de los datos del Paime, son Medicina de Familia, Anestesia y Medicina Intensiva. En estos dos últimos casos, hay una mayor facilidad de acceso a sustancias, recordó Pozo.

Murcia acoge desde este jueves el VIII Congreso Nacional y II Encuentro Latinoamericano del Paime, en el que se pondrán en común las distintas experiencias en el abordaje del problema de las adicciones y la salud mental en la profesión.

El número de médicos con trastornos mentales o adicciones ha aumentado alrededor de un 30% en los dos últimos años en España, aunque en Murcia no se ha detectado ese incremento. Este crecimiento registrado entre 2017 y 2018 en España obedece, de una parte, a que el programa es más conocido, y de otra, a las condiciones laborales que padecen muchos médicos como consecuencia de la «masificación» en las consultas y la ausencia de políticas de recursos humanos, según denunció Serafín Romero, presidente de la OMC.