Casi la mitad de los conflictos que se dirimen con mediación concluyen con un acuerdo

Participantes y asistentes al congreso internacional sobre mediación que se celebra en la UMU. / n. garcía
Participantes y asistentes al congreso internacional sobre mediación que se celebra en la UMU. / n. garcía

Expertos internacionales abogan por esa vía para aliviar la saturación de los juzgados y ofrecer una alternativa con menor coste emocional a los ciudadanos

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

La mediación como alternativa -y en el mejor escenario primera opción- para resolver conflictos familiares, civiles, penales y administrativos se abre paso en la Región, en buena medida, empujada por la tasa de éxito de esa vía: casi la mitad de los asuntos que se someten a un proceso de mediación terminan con el acuerdo de las partes. Con el consenso en la idea de que el arbitraje para la resolución de conflictos alivia la saturación de los juzgados, implica un evidente ahorro económico, social y emocional y añade rapidez a los procesos, expertos internacionales analizan desde ayer las claves «para la transformación del conflicto» en el congreso que, hasta el sábado, se celebra en la Universidad de Murcia.

Los resultados, en cifras, de la Unidad de Mediación Intrajudicial (UMIM), que inició su andadura hace ya seis años con la esperanza de ofrecer a los ciudadanos esa vía alternativa, y en ocasiones más apropiada, de solucionar sus conflictos, avalan el valor del procedimiento: como media, la mitad de los asuntos derivados por los jueces a esa unidad de mediación que se someten a un proceso de mediación terminan con el acuerdo de las partes. El porcentaje de acuerdo que se logra en los procesos de mediación depende, en gran medida, de la naturaleza del asunto: desde el 47% en los casos relacionados por el área de Familia -coordinada por la mediadora Natalia Carreres-, hasta el 54% en Civil, y por encima del 68% en el caso de Penal, según los datos expuestos por la letrada de la administración de justicia Carmen Marín, directora de la unidad, satisfecha por los avances que se están realizando también en el área administrativa. Es el propio juez el que decide, en todo caso, cuáles son los asuntos que se deben derivar a la unidad.

El congreso, organizado y presidido por la profesora de la UMU María Paz Longoria, contó también con la participación del magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona Pascual Ortuño Muñoz, uno de los primeros impulsores en España de la mediación para solucionar los conflictos.

El encuentro fue inaugurado por la presidenta de la Conferencia Universitaria para el Estudio de la Mediación y el Conflicto, el alcalde de Murcia, el consejero de Presidencia y el del TSJ.

Más