Miras no descarta pactar con Vox, cuyo ideario «se atiene a la Constitución»

El líder nacional de Vox, Santiago Abascal, saluda a simpatizantes durante el acto que celebró el partido el pasado mes de noviembre en el hotel Nelva de Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM
El líder nacional de Vox, Santiago Abascal, saluda a simpatizantes durante el acto que celebró el partido el pasado mes de noviembre en el hotel Nelva de Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM

El PSOE de la Región asegura que «la gente no se equivoca al votar», mientras Podemos pide hacer autocrítica ante el avance de la «extrema derecha» en todo el país

Daniel Vidal
DANIEL VIDAL

La contundente irrupción de Vox con doce escaños en el Parlamento Andaluz, tras las elecciones autonómicas celebradas este domingo en la comunidad vecina, ha incrementado la intensidad del terremoto político que ya suponía la mera aparición de la formación liderada por Santiago Abascal en el panorama electoral. Además, también ha supuesto que los diferentes partidos con presencia mayoritaria en la Región hayan decidido mover ficha de cara a las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo.

Así, el presidente de la Comunidad Autónoma y del PP de la Región, Fernando López Miras, se destapó ayer asegurando que al PP no le puede «dar miedo» pactar con Vox, una formación que los ciudadanos han elegido «democráticamente». También dijo que la actuación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha «influido mucho» en la caída de los socialistas y los resultados definitivos en Andalucía. Así se pronunció López Miras a su llegada a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP que convocó en la sede de la madrileña calle Génova el líder de la formación, Pablo Casado, para analizar los comicios andaluces. El presidente de la Comunidad se mostró firme al asegurar que «a nosotros no nos puede dar miedo votar con nadie que haya sido elegido democráticamente por los ciudadanos». Eso sí, también añadió que «antes que nada está el respeto a la Constitución y la legislación vigente». En este sentido, aseguró que «cualquier partido que quiera pactar y llegar a acuerdos con el PP tiene que respetar el ordenamiento jurídico» vigente. Sin embargo, dejó claro que, «hasta ahora, las propuestas que ha puesto encima de la mesa Vox se atienen a la Constitución».

Además, López Miras aseguró que el PP «sigue teniendo la confianza de la mayoría de los ciudadanos» en la Región de Murcia, y rechazó que los resultados de las elecciones andaluzas puedan ser extrapolables a los comicios autonómicos del próximo mes de mayo en la Comunidad. Es la misma línea de opinión que expresó ayer el líder de Ciudadanos en la Región, Miguel Sánchez, quien aseguró que «no se puede hacer una transposición de los resultados de las andaluzas a las que vamos a tener aquí en mayo. Son citas distintas y con realidades distintas, por mucho que haya puntos en común. Aquí salimos a ganar las elecciones; queremos y estamos preparados para gobernar», zanjó.

«Aspiramos a lo máximo; tenemos capacidad para echar del poder al PP, gobernar y derogar leyes injustas», aseguró ayer el portavoz de Vox en la Región, David Ibáñez

Líneas rojas

El secretario de Organización del PSOE murciano, Jordi Arce, quiso dejar claro por su parte que la gente «no se equivoca al votar, aunque estemos más o menos de acuerdo». Eso sí, como hicieron López Miras y Miguel Sánchez, el número dos del PSOE murciano también aseguró que «es muy difícil» que se produzcan en la Región unos resultados similares a los registrados en Andalucía «porque los factores no son los mismos. En Andalucía lleva el PSOE gobernando 40 años, y aquí todo lo que gane Vox será lo que pierdan PP y Ciudadanos». Arce también aseguró que, «si PP y Ciudadanos no cambian su discurso, aquel 'sorpasso' que iba a hacer Podemos al PSOE se lo va a hacer Vox al PP y a Ciudadanos, que están asumiendo no solo el discurso de Vox, sino también sus votos. Nos preocupa que se traspase esa línea roja».

Por otro lado, los resultados electorales en la comunidad vecina han supuesto «una mala noticia» para el líder de Podemos en la Región, Óscar Urralburu. «Una mala noticia para Andalucía y para España», matizó, «porque hemos fracasado en la capacidad de movilizar al conjunto de nuestro electorado y, por lo tanto, para poner en funcionamiento las respuestas que necesita Andalucía y que creemos que también necesita nuestro país». Por eso, y ante la «concentración del voto consolidado en la derecha y en la extrema derecha» y la creciente «abstención en la izquierda», Urralburu conminó al partido a elaborar una «autocrítica sincera», porque «algo no estamos haciendo bien».

Opinión

El secretario general de Podemos en la Región y portavoz de la formación morada en la Asamblea Regional también tildó de «mala noticia» el avance de «la extrema derecha», lo que supone «un problema para Andalucía, para España y para los valores democráticos, de libertad y de justicia social que defendemos en nuestro país». En definitiva, según Urralburu, «ha sido un resultado malo para la España que defiende la democracia, que defiende su identidad diversa y plural, que defiende la igualdad entre los hombres y las mujeres, para la España que defiende los derechos de los homosexuales y para la España que defiende los derechos humanos». Así, el líder de Podemos hizo un «llamamiento a la responsabilidad» con el objetivo principal de «movilizar a quienes no comparten una visión de país tan retrógrada y tan 'ultra'; esto es lo que nos tiene que preocupar más allá de cuestiones menores. La cuestión está en ver qué formula utilizamos para movilizar el próximo mes de mayo a todo el voto progresista posible. No solo en la Región de Murcia, sino en todas las comunidades donde se celebren elecciones. No nos esperábamos esta abstención, y tendremos que reflexionar sobre ello», zanjó Urralburu.

«No es ninguna sorpresa»

Quienes no han recibido con sorpresa alguna los resultados en Andalucía han sido los responsables de Vox en la Región de Murcia. El portavoz de la formación de derechas en la Comunidad, David Ibáñez, expresó ayer a 'La Verdad' la «gran alegría y satisfacción» que sentían por sus «compatriotas andaluces», aunque los resultados «no han sido una gran sorpresa para nosotros como sí lo ha sido para otros partidos. Estábamos llenando todos los actos, hemos sido el partido que más ha movilizado al electorado y que más claridad aporta a los problemas de los españoles».

En primera persona

Fernando López Miras. PP: «Tenemos la confianza de los ciudadanos»
El presidente de la Comunidad Autónoma y del PP de la Región, Fernando López Miras, aseguró ayer que su partido «sigue teniendo la confianza mayoritaria de los ciudadanos», por lo que el PP murciano va a continuar su trabajo para seguir con esa tendencia. Además, no quiso extrapolar los resultados en Andulucía a los próximos comicios autonómicos de mayo en la Comunidad. Tildó la jornada electoral en Andalucía de «positiva», ya que los ciudadanos «han elegido mayoritariamente que quieren un cambio» porque «un Gobieno del PSOE iba a ser igual a que gobernase Podemos».
Jordi Arce. PSOE: «Todos los partidos son democráticos»
«Todos los partidos que han concurrido a las elecciones son democráticos pero, para el PSOE, Vox traspasa ciertas líneas rojas que PP y Ciudadanos no pueden asumir». Así se expresó ayer el secretario de Organización del PSOE, Jordi Arce, al reconocer que Vox «entra con fuerza en el Parlamento Andaluz», aunque reconoció que es «muy difícil» extrapolar los resultados a lo que puede suceder en la Región. Además, Arce apostó por celebrar elecciones generales «después de mayo», ya que Pedro Sánchez «aún tiene muchas cosas que hacer. Entre otras cosas, aprobar los presupuestos».
Miguel Sánchez. Ciudadanos: «Nosotros salimos a ganar las elecciones»
El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea Regional, Miguel Sánchez, pidió ayer a PP y PSOE que «se comporten con altitud de miras para conseguir un gobierno limpio y del cambio en Andalucía», cuya jornada electoral deja un mensaje claro «a Pedro Sánchez: que deje de engañar y humillar a los españoles y convoque elecciones de una vez». Sobre el papel de Vox, Sánchez también pidió «responsabilidad a PP y PSOE o, de lo contrario, serán ellos quienes otorguen la llave a otros partidos». Miguel Sánchez también rechazó comparar la irrupción de Vox en Andalucía con la hipotética aparición del partido en la Asamblea Regional.
Óscar Urralburu Podemos: «Es un problema para España»
El líder de Podemos en la Región de Murcia, Óscar Urralburu, tildó de «mala noticia» el «avance de la extrema derecha», que supone «un problema para Andalucía, para España y para los valores democráticos, de libertad y de justicia social que defendemos en nuestro país». Según Urralburu, el partido debe «hacer una autocrítica sincera» para reflexionar sobre la alta abstención que han registrado los partidos de izquierdas. «Tenemos que ver qué fórmula utilizamos para movilizar todo el voto progresista posible el próximo mes de mayo. No solo en la Región, sino en toda España».

A diferencia de los responsables del resto de partidos en la Región, Ibáñez sí se atrevió a trasladar los resultados en las elecciones andaluzas a los comicios autonómicos del próximo mes de mayo. «Se ha demostrado que no somos una fuerza marginal, como algunos querían hacer ver. Somos la tercera opción más votada en Almería, por ejemplo. Y Murcia es una de las regiones donde tenemos más fuerza. Ya decíamos que la última encuesta [del Centro de Estudios Murcianos de Opinión Pública, que otorgaba la semana pasada dos diputados a Vox en la Asamblea Regional] daba unos resultados a la baja para nosotros. Y estamos contentos porque, en todo caso, sería la primera vez que tendríamos representación en la Asamblea. Pero aquella encuesta se hizo antes del acto en el hotel Nelva, y después de presentar la querella contra el Partido Comunista por los incidentes en dicho acto». Según Ibáñez, Vox se atribuye en la actualidad «un 20% de intención de voto» en la Región, con capacidad para «competir con cualquier partido» y «echar del poder» al PP. «Nadie contaba con nosotros hace un año, y ahora tenemos capacidad para gobernar y derogar leyes injustas como la ley contra la Violencia de Género y la ley LGTBi, además de poner en marcha el Plan Hidrológico Nacional». Asimismo, Ibáñez aseguró que Vox está ya implantado en «más de la mitad de los municipios de la Región», y ahora «estamos terminando de instalarnos en los pueblos más pequeños» mientras continúa el «subidón» en las afiliaciones: «No para de venir gente, aunque la mayoría se realizan 'online'». En cualquier caso, «aspiramos a lo máximo», advirtió.

 

Fotos

Vídeos