El Ministerio quiere empezar en septiembre las obras del Arco Noroeste de Murcia

El Ministerio quiere empezar en septiembre las obras del Arco Noroeste de Murcia
La Verdad

Fomento firma el segundo contrato para el tramo intermedio de diez kilómetros de este gran baipás, y prepara la ocupación de terrenos

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Los 22 kilómetros del Arco Noroeste de Murcia, el gran baipás que se extenderá desde Archena hasta Alcantarilla y que conectará cuatro autovías, empezarán a ver la luz el mes que viene con el inicio de las obras. El Ministerio de Fomento ha firmado el contrato del segundo lote de las obras -correspondiente al tramo intermedio de 9,75 kilómetros- con la unión temporal de empresas formada por Tecopsa-Probisa-Sogeosa. El precio final es de 40,2 millones de euros, sin IVA, según publicó ayer el BOE. Para construir este tramo se presentaron 49 ofertas.

El vial se ha dividido en tres tramos que fueron adjudicados meses atrás y que se ejecutarán de forma casi simultánea. El plazo máximo de construcción es de cuatro años, aunque es muy probable que se reduzca. El contrato del primer tramo se firmó con la constructora Abaldo por 48,5 millones, y queda por formalizar el último, por otros 46 millones, con la UTE Hormigones Martínez y Pavasal.

Salvados estos trámites, la Demarcación de Carreteras del Estado en Murcia realizará de forma escalonada la ocupación de los terrenos expropiados para que se inicien los trabajos cuanto antes.

Los tres lotes ya están adjudicados y el objetivo es recortar el plazo de cuatro años de los trabajos

El concurso del Arco Norte y del tercer carril de la A-7 están pendientes del Consejo de Ministros

La prórroga de los Presupuestos del Estado no es obstáculo para acometer este baipás, con un coste total de 178,4 millones de euros, con IVA, ya que la Dirección General de Carreteras dispone de fondos. El arco tendrá un gran viaducto sobre el río Segura, y enlazará Archena (en el cruce con la A-30, Cartagena-Madrid) y Alcantarilla (en el enlace con la autovía A-7). De esta forma, se discriminará el tráfico de proximidad con el de larga distancia. No será necesario pasar por Murcia para comunicar el interior con el litoral: habrá un pasillo directo con el Puerto de la Cadena y Cartagena, y también una conexión más rápida con Lorca, Mazarrón y Águilas.

El Arco Noroeste de Murcia también tendrá un enlace con la autovía del Noroeste, y en una fase posterior quedará conectado con el Arco Norte de la capital. Este se construirá bajo concesión (a través de un sistema de financiación público-privada), junto con el tercer carril de la A-7 entre Alhama y Crevillente. El desarrollo del baipás norte de Murcia depende del lanzamiento del concurso público que tiene que autorizar el Consejo de Ministros, lo cual está condicionado a su vez por el bloqueo político que sufre el país para la formación de Gobierno.

Seis municipios beneficiados

El Arco Noroeste sacará más de un 20% del tráfico que discurre ahora por Murcia y descargará un tramo de 32 kilómetros, formado por la A-30 y la Ronda Oeste, ya que a través de las autovías MU-30 y MU-31 llevará el tráfico directamente al Puerto de la Cadena. En la Ronda Oeste se registra actualmente la mayor intensidad media de vehículos de la Región, con 111.000 turismos y camiones diarios. En lo que respecta al tráfico de proximidad, este arco dispondrá de cuatro enlaces intermedios con las carreteras autonómicas RM-533, RM-531, RM-B37 y RM-15, lo cual permitirá mejorar las condiciones de circulación, especialmente de vehículos pesados, en los municipios de Archena, Lorquí, Ceutí, Alguazas, Las Torres de Cotillas y Murcia.

Relacionado