El Ministerio obliga a sustituir las bajas de docentes antes de tres días este curso

Inicio del curso en un colegio murciano. /Marcial Guillén/ AGM
Inicio del curso en un colegio murciano. / Marcial Guillén/ AGM

La consejera denuncia que el Gobierno central «va haciendo anuncios que no llegan a tiempo y no tienen financiación»

J. L. ÁLVAREZ y FUENSANTA CARRERES MURCIA.

El Gobierno de Pedro Sánchez dio ayer carpetazo a la política de recortes educativos derogando el real decreto de medidas urgentes de racionalización del gasto en educación, ideada por el exministro Wert en 2012, y que incrementó las ratios, las horas lectivas de los docentes y, además, estableció en diez días el plazo para sustituir las bajas de los profesores. El anteproyecto de real decreto ley que ayer estudió el Consejo de Ministros, que solo tiene un artículo, contempla suprimir el aumento obligatorio de la jornada lectiva de los docentes (como mínimo de 25 horas, en Infantil y Primaria, y de 20 en Secundaria), la posibilidad de elevar hasta un 20% las ratios máximas de alumnos por aula y la espera de diez días lectivos para nombrar a funcionarios interinos que sustituyan a profesores titulares de baja. De todas esas medidas, la única que el Ministerio prevé que entre en vigor este mismo curso es el plazo para la sustitución de los profesores, que será inmediato o como máximo a los tres días de la baja.

Adela Martínez-Cachá, consejera de Educación, como ya hizo hace un mes cuando se anunció la inminente derogación de los recortes, insistió en reclamar más financiación para aplicar las mejoras y no detalló un plazo para concretar las medidas que el Ministerio deja en manos de las comunidades, como la reducción de la jornada lectiva de los docentes. «Van haciendo anuncios que no llegan a tiempo, ya que no se pueden aplicar para este curso, y además no los acompañan de financiación, algo que seguiría generando una brecha entre comunidades», dijo.

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Isabel Celaá, destacó que el texto supone «la reversión de recortes de la Lomce, en lo que se refiere a los ratios de las aulas y a la carga docente». Con este anteproyecto de ley «hacemos que los centros educativos no incrementen en un 20% el número o ratio de alumnos en las clases, lo cual es de muchísima ayuda a la calidad de la educación», apuntó Celaá. Recordó que esta es una de las medidas más reclamadas tanto por los padres, como por los alumnos y los docentes. La ministra incidió en que se capacita a las comunidades autónomas a que decidan ellas el horario de los profesores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos