El Ministerio desconoce cuánto se podría trasvasar del Tajo a partir del año 2021

Hugo Morán. /Vicente Vicéns/ AGM
Hugo Morán. / Vicente Vicéns/ AGM

El secretario de Estado considera imprudente pronunciarse ahora; en julio se conocerán las propuestas de los nuevos caudales ecológicos

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Una decisión política determinará en última instancia si a partir del año 2021 se podrá mantener el modelo actual: atender al mismo tiempo las mayores necesidades ambientales del Tajo y los trasvases al Segura. Y en caso afirmativo, qué volúmenes habría disponibles. El secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, explicó ayer a 'La Verdad' que en este momento no hay respuesta a ese nuevo escenario que está a la vuelta de la esquina. Sería una imprudencia por su parte, dijo, hacer alguna interpretación que pueda condicionar el trabajo de las confederaciones hidrográficas, en especial la del Tajo, que se encuentra en pleno proceso para establecer los próximos caudales ecológicos.

La incógnita es total. El número dos del Ministerio, que ayer inauguró en Murcia el III Congreso Ibérico de Restauración Fluvial, que reúne en el Auditorio Regional a más de 300 expertos de toda Europa, señaló que a partir del 15 de julio saldrá a información pública el Esquema de Temas Importantes del Tajo (ETI) con los nuevos escenarios de caudales medioambientales en el Tajo. No dijo si aumentarán, pero todo apunta a que así será, lo cual afectará directamente al Trasvase. Por cada metro cúbico que se incremente el caudal ecológico en Aranjuez, habría 30 hectómetros anuales menos para trasvasar al Levante.

El alto cargo ministerial recordó que las cuencas del Tajo y del Ebro, de modo especial, están señaladas por no cumplir la Directiva Marco de Agua. Apostó por «no incurrir en los mismos errores» en el próximo ciclo de planificación y apuntó que las recientes sentencias del Tribunal Supremo «son meridianamente claras». Morán propuso respetar los mecanismos y abogó por mantener la máxima seguridad jurídica, también en lo que atañe a las demandas.

Morán dice en Murcia que en un futuro no habrá posibilidad de trasvases, y apuesta por la desalación

Acelerar obras en desalación

Destacó que dará «la máxima velocidad» a las obras para interconectar las desaladoras en la cuenca del Segura. Calcula que a finales del año que viene se podrán licitar los primeros proyectos. Otro objetivo del Ministerio es incrementar la producción hasta alcanzar los 400 hectómetros anuales. Sostuvo que las plantas deben producir las 24 horas del día a lo largo del año, lo cual ayudará a rebajar los costes y el precio del metro cúbico, sobre todo para la agricultura.

Antes de inaugurar el congreso, Morán señaló que el trasvase «es una respuesta, al igual que lo es cualquiera de los usos técnicos que tenemos en el sistema en este momento», aunque precisó que el crecimiento de la demanda por encima de la capacidad de las cuencas «nos dice que ya no va a haber posibilidad de trasvasar de unas a otras». «Si no tienes posibilidad para abastecer las necesidades de tu propia cuenca con tus recursos, mal vas a poder transferir a otras», insistió. Morán matizó que «se seguirán usando las herramientas que sean útiles para gestionar el agua en este país».

La realidad del Tajo-Segura

Recalcó que los llamados recursos no convencionales, como la desalación, se van a incorporar «con normalidad» en los nuevos documentos de planificación hidrológica. La CHS ya lo viene haciendo, aunque el Ministerio quiere que tenga mayor protagonismo porque aumentará progresivamente la capacidad de desalación, por encima de los trasvases del Tajo.

Morán señaló que las aportaciones descenderán más de un 25% en el Segura debido al cambio climático. El comisario adjunto de la CHS, Adolfo Mérida Abril, reconoció que el crecimiento de la demanda por encima de la capacidad de las cuencas «es una realidad futura, pero ahora mismo el Trasvase Tajo-Segura es la realidad legal y a eso nos tenemos que ajustar», informa Efe.

Más