El Ministerio se ciñe a los técnicos y trasvasará este mes agua para regar

Trasvase Tajo-Segura a su paso por Sierra Espuña. /A. Durán / AGM
Trasvase Tajo-Segura a su paso por Sierra Espuña. / A. Durán / AGM

Habrá una dotación menor para los cultivos del Segura; las Tablas de Daimiel no recibirán caudales, pero sí la zona del Alberche

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El presidente de los regantes del Trasvase, Lucas Jiménez, calificó ayer de «impecable» la decisión que tomó la comisión técnica de explotación para trasvasar este mes 8,6 hectómetros cúbicos desde la cabecera del Tajo para los regadíos de la cuenca del Segura. Otros 7,5 hectómetros se destinarán a cubrir las necesidades de la población. Pese al ruido y la polémica que ha generado la asistencia a dicha comisión, por vez primera, de un representante de los municipios ribereños, el Ministerio para la Transición Ecológica se ha guiado por el informe técnico para decidir el desembalse de este mes.

Los técnicos han propuesto derivar 16,1 hectómetros para atender a la cuenca del Segura. La ley marca un máximo de 20 hectómetros, aunque se ha tomado en consideración la evolución de la cabecera y la nueva regla de cálculo que se aplica desde mayo para el Nivel 3. La propuesta está pendiente de que la ministra Teresa Ribera o el secretario de Estado Hugo Morán firmen la orden, ya que la cabecera se encuentra en excepcionalidad hídrica.

La Comisión no ha autorizado una derivación para las Tablas de Daimiel, que podría recibir hasta 50 hectómetros durante los próximos meses. En la reunión se analizó la metodología para potenciales aportes futuros para el parque nacional. La Comisión sí atendió la demanda del Canal del Bajo Alberche, en aplicación del Plan Especial de Sequía, que se ha estimado en 4 hectómetros para este mes, con cargo a la cabecera. Esta zona tiene prioridad al tratarse de la cuenca cedente.

Empeora la tendencia

El informe del Cedex indica que con fecha del 1 de septiembre, el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía era de 481,2 hectómetros, de los que quedaban 6,6 pendientes de trasvasar, por lo que el volumen de embalse efectivo era 474,6 hm3, inferior al de referencia de 631 hm3 que corresponde al mes de septiembre. Por tanto, se constata que el sistema se mantiene en la situación hidrológica excepcional o Nivel 3 que se inició en mayo.

El informe de situación analizado ayer indica que se mantendría el Nivel 3 durante todo el semestre, pero solo se podría trasvasar el volumen máximo de 20 hm3 en octubre. En lo que va de año hidrológico se han autorizado trasvases al Segura que suman 313,6 hectómetros (hasta ahora se han derivado 290). Las aportaciones de los últimos doce meses en Entrepeñas y Buendía han sido de 619,7 hectómetros.

El alcalde de Sacedón hizo su discurso y pidió cerrar el grifo

La reunión de la comisión contó por vez primera con la asistencia del alcalde de Sacedon, en representación de los municipios ribereños, con voz pero sin voto. Este intervino durante unos diez minutos para expresar su rechazo a los trasvases y solicitó ser miembro de pleno derecho.

Francisco Pérez Torrecilla se estrenó pidiendo el 'trasvase cero' y el cambio de las reglas de explotación. En declaraciones a Europa Press, celebró que por primera vez los ribereños tengan presencia en esta entidad, y aunque se felicitó por este «hecho histórico» dijo que persiste el problema de que no tienen capacidad de voto. En todo caso, señaló que el voto de los ribereños «no hubiera sido decisivo» porque en la reunión se limitan a dar validez por asentimiento a los documentos técnicos.

Pérez Torrecilla destacó que PP, PSOE y Cs de Castilla-LaMancha sumen fuerzas en una declaración conjunta. Los populares manchegos se apartan de las directrices de la dirección nacional del PP.