Los Alcázares despide a la UME entre aplausos y muestras de cariño

Un vecino de Los Alcázares se abraza, emocionado, a uno de los militares de la UME, ayer por la tarde./Pablo Sánchez / AGM
Un vecino de Los Alcázares se abraza, emocionado, a uno de los militares de la UME, ayer por la tarde. / Pablo Sánchez / AGM

Los 400 militares del operativo se repliegan a su base tras reducirse el nivel de emergencia por la DANA que afectó a la Región la semana pasada

ALEXIA SALAS y RAÚL HERNÁNDEZ

El acto de despedida de los más de 400 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), celebrado este jueves en Los Alcázares, fue una muestra de agradecimiento de todos los ciudadanos de la Región representados en los vecinos del municipio marmeronense. Entre aplausos y numerosas muestras de cariño, la UME puso fin a su operativo de emergencia, que se inició el pasado 12 de septiembre cuando se les requirió para reforzar las labores de rescate de ciudadanos con motivo de las riadas, sobre todo en Orihuela y Los Alcázares.

«La Comunidad ha rebajado el nivel de emergencia y los medios técnicos de las Fuerzas Armadas ya no son necesarios, por lo que se inicia el repliegue, aunque estarán preparados para intervenir en cualquier situación de emergencia», afirmó este jueves el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares.

En Los Alcázares, la zona cero de las inundaciones, se centraron gran parte de los esfuerzos para el rescate de personas y el restablecimiento de los servicios esenciales. La pedanías murcianas de El Raal y Alquerías, las diputaciones cartageneras de Los Urrutias y Los Nietos, y Beniel fueron las otras localidades donde los 600 militares, 400 de ellos de la UME, se desplazaron con 200 vehículos entre camiones, embarcaciones, autobombas, helicópteros, drones y vehículos anfibios.

Durante el operativo se realizaron centenares de intervenciones, entre las que destacan los más de 300 rescates de personas atrapadas. El capitán de corbeta y jefe de comunicación externa de la Unidad, Aurelio Soto, explicó que el operativo se estructuró en dos fases. La primera centró todos los recursos en preservar la seguridad de las personas. «Superada esa etapa, el pasado lunes se pasó a la segunda fase con el restablecimiento de las infraestructuras como carreteras, red de alcantarillado, edificios públicos, instalaciones eléctricas y depósitos de agua», afirmó Soto.

Desde su perfil de Twitter, la UME mandó un abrazo a la Guardia Civil y Policía Nacional, y a todos los servicios de Emergencias de la Región. Entre ellos bomberos, 112, Protección Civil, Cruz Roja, Policía Local y «tantos voluntarios que seguirán trabajando para recuperar la normalidad en este precioso municipio», destacó en la red social.

Por su parte, Soto incidió en la «gran coordinación» entre todos los efectivos que intervinieron en el dispositivo de emergencia. «La disposición de todos los compañeros de la Armada y del Ejército de Tierra y de los efectivos autonómicos y municipales de Emergencias fue extraordinaria. También hay que elogiar la gestión de la comunicación por parte del 112 y la Confederación Hidrográfica del Segura, quienesmantuvieron a la gente informada en todo momento y han reaccionado muy bien desmintiendo bulos. Todos hemos trabajado en equipo para un mismo objetivo: ayudar a los vecinos afectados, a quienes les damos las gracias por el trato y el cariño con el que nos han recibido. La gente de la Región nos ha calado muy hondo», se sinceró el capitán de corbeta.