Miles de familias pasan en vela la noche por miedo a perderlo todo

Una mujer camina entre el barro, ayer, en una de las calles anegadas en Santo Ángel. / A. durán / agm
Una mujer camina entre el barro, ayer, en una de las calles anegadas en Santo Ángel. / A. durán / agm

Vecinos de Santa Cruz y Zeneta deciden montar guardia para vigilar que el agua no alcance a sus hogares

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La noche del jueves se durmió poco en muchas pedanías. El riesgo de que llegaran las temidas inundaciones provocó que los vecinos salieran de sus casas para tratar de anticipar cuándo se podría producir la llegada del agua.

Aunque durante la tarde de ayer casi no llovió en la mayoría de las localidades, el temor siguió instalado en muchas zonas. Habitantes de Santa Cruz, Zeneta o la Orilla del Azarbe montaron grupos para hacer guardia y permanecer vigilantes durante la noche.

La riada

00.00 horas
El caudal de la Contraparada alcanza en la medianoche del jueves al viernes los 183 m3/s. Es muy importante, pero la CHS no prevé que se desborde.
01.07 horas
Poco después de la una de la madrugada, la CHS advierte de que es probable el desbordamiento del Segura en el Rincón de Beniscornia por la mañana.
06.00 horas
A pesar del importante caudal, a las seis de la mañana la CHS dice que el río no va a desbordarse en Murcia. Los equipos trabajan en quitar la bardomera en La Fica. En Orihuela el río se desborda.
08.00 horas
El caudal del Segura todavía está un metro por debajo de la mota.
09.00 horas
Nueva crecida del Segura en Contraparada a las nueve de la mañana. La ciudad entra en riesgo de desborde.
10.00 horas
La CHS trabaja una hora después en la retirada de las cañas en Molina.
13.00 horas
El embalse de Santomera alcanza a la una la cota que hace que se active el Plan de Emergencia del Embalse. La CHS avisa a la población para que estén en alerta.
14.00 horas
La CHS comienza a aliviar la capacidad máxima del canal del embalse de Santomera. Los vecinos de los parajes de Santomera, El Siscar, la Matanza y la Orilla del Azarbe son desalojados. El embalse alcanza el escenario 1 (el más grave). La CHS aclara que el embalse no se va a romper.
21.00 horas
La CHS avisa a las nueve de la noche de ayer de dos crecidas en Cieza y Molina que llegarían a Murcia por la noche y esta mañana. No se descartan desbordamientos.

Por otra parte, el cauce de El Reguerón provocó momentos de tensión en La Alberca, en el camino de Salabosque, por el riesgo de inundación. De igual manera, en Los Garres los técnicos tuvieron que emplearse a fondo para retirar las cañas porque favorecían que el agua se acumulara con el riesgo que eso implicaba si continuaban las precipitaciones.

Otro punto en el que se vivieron momentos tensos fue en Algezares. Los técnicos municipales pasaron varias horas eliminando bardomeras en El Reguerón. «Por la situación que presenta la pedanía, si el cauce salta, puede ocurrir una tragedia que nadie no podría prever», precisó a 'La Verdad' Sergio Cárceles, un vecino de la localidad. Además, en Zeneta y Cabezo de Torres las inundaciones produjeron el caos durante horas.

500 efectivos de la UME y la Armada, al rescate

Más de medio millar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se volcaron desde la madrugada de ayer en el rescate y ayuda a los miles de vecinos desalojados de sus viviendas. Un total de 536 efectivos, de los que 326 pertenecen a la UME -que cuenta con 51 vehículos para intervenir- se desplegaron por las áreas más conflictivas. Entre otros puntos de la Región, en las localidades de Los Alcázares y Beniel. También colaboraron en el desalojo de vecinos de las pedanías murcianas de El Raal y Alquerías; y las de Santomera El Siscar y La Matanza.

Para las intervenciones de rescate de personas, transporte y achicar agua también se cuenta con el refuerzo de 60 militares pertenecientes al Ejército del Aire, otros tantos de la Infantería de Marina y 90 efectivos del Ejército de Tierra. Para facilitar sus intervenciones de desplazamiento y achicar agua disponen de 44 vehículos todoterreno, entre otros. La ministra de Defensa dijo que los efectivos estarán «el tiempo que sea necesario».

Más información