Miguel Sánchez: «Si nuestro voto vuelve a ser determinante para formar Gobierno, seguramente pediremos entrar en él»

Miguel Sánchez, en el puerto de Cartagena./José María Rodríguez / AGM
Miguel Sánchez, en el puerto de Cartagena. / José María Rodríguez / AGM

El portavoz regional de Ciudadanos cree que son «un ejemplo» para otros parlamentos autonómicos: «Más del 80% de las iniciativas salen por unanimidad»

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Miguel Sánchez (Alicante, 1972), cabeza visible de Ciudadanos en la Región por su cargo de portavoz en la Asamblea Regional, se muestra entusiasmado por el crecimiento de su partido en los últimos años. Si se confirma el ascenso que le auguran las encuestas, el papel de la formación naranja será determinante para formar Gobierno en la Región tras las elecciones autonómicas del próximo año. Y si es así, esta vez pedirán entrar en él. «Estamos preparados para gobernar», afirma. También revela que el partido busca independientes para nutrir sus próximas listas electorales y destaca la capacidad de diálogo y consenso que han alcanzado en esta primera legislatura sin mayoría absoluta los grupos en la Asamblea Regional. «Somos un ejemplo para otros parlamentos autonómicos», comenta.

-¿Sufre vértigo?

-... ¿?

-Lo digo por las expectativas tan altas que le dan a Ciudadanos todas las encuestas

-No. Siento responsabilidad, para eso estamos aquí.

-¿Cómo explica el crecimiento espectacular de Ciudadanos, sobre todo en la Región de Murcia, donde hace apenas cuatro años su presencia era testimonial?

-Es el partido que más se parece a los españoles. Es coherente, sensato, con sentido común, no hace cosas raras y pone por encima de todo los intereses de los españoles y los murcianos. Eso es algo que la ciudadanía está detectando.

«No legisla, no hay propuestas... se limita a hacer oposición a la oposición. Tiene 'ciudadanitis'» Gobierno regional

-A falta de un año escaso para su conclusión, ¿qué nota le pondría a la actual legislatura?

-Si me pregunta por el Ejecutivo, la oposición ha tenido que estar impulsando su actuación. El Ejecutivo ha sido bastante inmovilista y la oposición, sobre todo Ciudadanos, ha tenido que estar tirando del carro. La legislatura se puede salvar con un aprobado, un 5,5 o 6, pero sobre todo por el impulso de Ciudadanos ante la inactividad de un Gobierno agotado, sin ideas. El PP tiene miedo a gobernar, ellos sí tienen vértigo y les tiemblan las piernas. No se legisla, no hay propuestas... El Ejecutivo se limita a hacer oposición a la oposición, sobre todo a Ciudadanos, tiene 'ciudadanitis'. Gracias a la oposición se ha cambiado la ley electoral, se ha puesto coto a la corrupción, se han hecho comisiones de investigación, se han apoyado los presupuestos para dar estabilidad a la Región, se han aprobado leyes como la gratuidad de los libros de texto...

-Pero ese Ejecutivo del PP del que tiene tan mala opinión está ahí gracias a Ciudadanos.

-El Ejecutivo está ahí porque le votaron los murcianos...

José María Rodríguez / AGM

-Y porque Ciudadanos votó a favor primero de la investidura de Pedro Antonio Sánchez y luego permitió la de Fernando López Miras con su abstención, porque ellos no tenían mayoría suficiente.

-Pero se quedaron a muy poco de la mayoría absoluta. Fuimos consecuentes con lo que dijimos en campaña electoral, que permitiríamos gobernar a la lista más votada y que no entraríamos en el Gobierno. No sé si la gente se ha dado cuenta de lo responsables y generosos que fuimos en ese momento. Teníamos la llave de la Comunidad Autónoma y de la mayoría en muchos ayuntamientos y, en vez de jugar al juego de las sillas y repartirnos puestos, lo que hicimos fue permitir gobernar a la lista más votada, pero les pusimos condiciones sobre regeneración, bajada de impuestos, mejora de la educación y de la sanidad.

-¿Qué balance hace de los acuerdos alcanzados con el PP en estos tres años? ¿Se ha ganado su confianza?

-El PP es un partido que no estaba acostumbrado a cumplir y pensaron que con nosotros iba a ser lo mismo. Como cuando en el recreo del colegio te quitan el bocadillo y salen corriendo, y si te he visto no me acuerdo. Fue difícil hacer ver al PP que somos gente seria, que cumplimos lo que pactamos y exigimos que también se cumpla con nosotros. Creo que sus planes eran no cumplir, pero se han dado cuenta de que somos un partido muy serio. Nos ha costado mucho, pero poco a poco los hemos ido metiendo en cintura.

-Tras el verano volverán a llamar a la puerta de Ciudadanos para pactar los últimos presupuestos de la legislatura, los que estarán en vigor durante las próximas elecciones...

-Si quieren nuestro apoyo tendrán que traer un documento en el que nos pongan, negro sobre blanco, el grado de cumplimiento del acuerdo sobre los presupuestos actuales. Y ya le digo que no está siendo bueno. Como siempre, hay que estar tirando de ellos. Hay una partida de tres millones para los autónomos que no se ha concretado; los nueve millones para la gratuidad de libros de texto no nos gusta cómo se están ejecutando; nos tememos que el proyecto de la enfermería escolar tampoco nos va a gustar... Se tienen que poner las pilas y ser más responsables si quieren un nuevo acuerdo presupuestario para las cuentas del próximo año.

«Con quien no hay afinidad política es con Podemos. Con ellos va a ser difícil llegar a un acuerdo de gobernabilidad» Posibles alianzas

-¿Las relaciones con el nuevo presidente, Fernando López Miras, son mejores que con el anterior?

-En lo personal son mejores. De hecho, nuestras relaciones son buenas con todo el mundo dentro del ámbito parlamentario. Vivimos una etapa en la Región de Murcia de pactismo político. En la Asamblea Regional, más del 80% de las iniciativas salen adelante por unanimidad. Somos un ejemplo para otros parlamentos autonómicos. Y eso no se podría hacer si no hubiera unas buenas relaciones entre todos.

-¿De las iniciativas parlamentarias que apoya Ciudadanos, cuáles son más numerosas, las que llevan la firma del partido del Gobierno o las de la oposición?

-Si las iniciativas son buenas para los murcianos no miramos de dónde vienen.

-Todo hace indicar que en la próxima legislatura tampoco va a haber mayoría absoluta. Ustedes, en cambio, sí que están dispuestos a entrar en el Gobierno.

-Estamos preparados para gobernar. Ahora tenemos cuadros, proyectos y un plan para la Región de Murcia, y sobre todo tenemos muchísimo talento dentro del partido.

-¿Si se repiten las circunstancias del inicio de este legislatura, es decir, si el voto de Ciudadanos vuelve a ser determinante para formar Gobierno, van a exigir entrar en ese Gobierno?

-Seguramente. Esta legislatura fuimos muy responsables y muy generosos, éramos un partido nuevo y bisoño, queríamos aprender en la oposición. Hemos demostrado ser el partido más útil del arco parlamentario, nos hemos ido preparando para gobernar y a día de hoy estamos totalmente preparados. De hecho, desde la oposición estamos condicionando la acción de gobierno y al PP, un partido nervioso, al que le tiemblan las piernas, muchas veces estamos marcándole el camino.

«Yo me voy a presentar a las primarias, pero estoy tan ilusionado con este proyecto que estaré donde el partido me diga» Candidatura para 2019

-¿Con quién tiene más sintonía o afinidad personal, con Fernando López Miras (PP) o con Diego Conesa (PSOE)?

-Con los dos. Con quien no hay afinidad política es con Podemos. Con ellos va a ser difícil llegar a un acuerdo de gobernabilidad o estabilidad, más allá de acuerdos puntuales parlamentarios, como hasta ahora. Fernando López Miras y Diego Conesa son dos personas con las que se puede hablar y con las que hay una buena relación. No digo que con Urralburu (Podemos) sea mala, pero la relación política es más complicada.

-¿Y qué opinión le merece el nuevo partido de Alberto Garre, Somos Región?

-Ganamos todos y gana la democracia. Es un nuevo partido que concurre a las urnas, los murcianos tendrán más opciones para elegir. Le damos la bienvenida. Lo que me preocupaba era cuando había solo dos partidos o dos y medio, porque el tercero casi no tenía posibilidades. Además, con Alberto Garre también tengo muy buena relación.

-¿Teme que Somos Región pueda frenar el crecimiento de Ciudadanos por llevarse parte de los votantes desencantados del PP?

-En absoluto, estamos muy seguros de lo que estamos haciendo y de nuestra gente. Tenemos un plan para gobernar la Región de Murcia y el reto es competir en buena lid y que gane el mejor.

-¿Cuál es el origen político de los nuevos afiliados de Ciudadanos? ¿En qué porcentaje proceden del PP o del PSOE?

-A los nuevos afiliados no les preguntamos de dónde vienen. Hace unos días, en El Escorial, en un encuentro que tuvimos todos los portavoces de Ciudadanos, Albert me dijo que hay que hablar más de España y de Murcia, de los problemas que tienen los ciudadanos, y no tanto de nuestro partido. Eso está calando y por eso está entrando tanta gente. Ya tenemos por encima de los 5.500 inscritos en la Región, entre afiliados y simpatizantes. La gente tiene ganas, es un partido con el que la gente se identifica. Yo estoy seguro de que Albert será el próximo presidente del Gobierno y que estaremos en los gobiernos en la mayoría de las comunidades autónomas, porque se necesita un cambio sensato y tranquilo.

«En la próximas listas electorales habrá independientes (...) Si queremos gobernar, hay que contar con los mejores» Fichajes

-Albert Rivera también apuesta por el fichaje de independientes para las próximas elecciones. ¿En la Región de Murcia están también a la caza de independientes?

-Claro, si queremos gobernar para hacer mejor la vida de los murcianos hay que contar con los mejores. Nosotros no estamos atrincheramos en un búnker, al contrario, hemos abierto los brazos y aquí cabe todo el talento, venga de donde venga.

-¿En las próximas listas electorales habrá independientes?

-Sí, porque la Región de Murcia no se cambia solo con las gafas partidistas. La Región de Murcia y el país se cambian poniéndote las gafas del talento y empatizando con los ciudadanos, y para eso es fundamental contar con los mejores.

-¿Y eso cómo se hace? ¿Tienen un equipo que se dedica a buscar nuevos talentos?

-Hay gente que se encarga de eso, tanto a nivel nacional como en la Región. El pasado año realizamos casi 400 reuniones sectoriales con representantes de la sociedad civil. Lo que hay que hacer es abrirles la puerta y decirles que cuentas con ellos. Murcia tiene mucho futuro y todas las potencialidades para estar en Primera, no en Segunda B, donde desgraciadamente los políticos del PP y del PSOE nos han puesto, además de haber pretendido convencernos de que ese era nuestro lugar.

-¿Alberga alguna duda de que volverá a repetir como número uno en la candidatura de Ciudadanos en las elecciones autonómicas?

-En este momento no me preocupa absolutamente nada. Estoy tan ilusionado, tan responsabilizado con este proyecto de cambio de mi país y mi región, que estaré en el proyecto donde el partido me diga. Yo me voy a presentar a las primarias, pero serán en enero y ahora es una pérdida de tiempo y energía dedicarse a eso. Los ciudadanos no se merecen que estemos pensando en cuitas internas y no en resolver sus problemas. De verdad que me ilusiona tanto este partido que no me preocupa. Estaré donde tenga que estar.

-¿Qué quiere decir, que le da igual ir de número uno, de dos o de diez en la candidatura?

-Me veo capacitado para liderar este cambio sensato, este proyecto y para llevar a este partido a las cotas más altas, que serían presidir la Comunidad Autónoma. Pero no solo presidir por presidir, lo importante es para qué, y eso es algo que en mi partido tenemos muy claro.

-¿Tuvo la oportunidad de saludar a Marta Sánchez el domingo pasado en Madrid, en la presentación de la plataforma España Ciudadana?

-No, saludé a Albert, Inés y Villegas.

-¿Esta nueva demostración de la españolidad de Ciudadanos es un guiño a los votantes del PP?

-Hay que poner en valor lo nuestro. España es un país que merece la pena y nadie nos va a hacer avergonzarnos de él. Es un país con mucho talento y puntero en muchísimas cosas, es un país en el que hay que creer. Ha extrañado que un partido como Ciudadanos se muestre orgulloso de su país, que es lo natural y lo que ocurre en otros, como Francia, Alemania y Estados Unidos.

«Vivimos una etapa de pactismo político. Más del 80% de las iniciativas salen por unanimidad. Somos un ejemplo para otros parlamentos» Asamblea Regional

-A la legislatura actual le ha puesto un aprobado, pero aún hay muchos asuntos pendientes...

-La ley integral del Mar Menor, por ejemplo.

-Y la mejora de la financiación autonómica, grandes infraestructuras, el pacto regional del agua...

-El pacto regional del agua seguramente se firme la próxima semana y será por exigencia de Ciudadanos. Por desgracia, de los cinco grandes pactos que propuso el Ejecutivo autónomo en su día no se ha firmado ninguno [agua, infraestructuras, educación, sanidad y violencia de género]. El del agua está cerrado y hemos exigido que se firme antes de que se acabe mayo.

-Pero no será por unanimidad.

-Nos apena. Podemos se levantó de la mesa. De momento será un pacto a tres, PP, PSOE y Ciudadanos. Pero el único partido que ha estado sentado desde el primer minuto fue Ciudadanos.

-Y el PP.

-Bueno, claro, y el partido del Gobierno.

-Ustedes han reclamado elecciones a Rajoy tras la sentencia de la 'Gürtel'. ¿Respaldarán la moción de censura de Sánchez?

-No apoyaremos una moción para que Sánchez sea presidente de la mano de los populistas, los separatistas que han dado un golpe a la democracia o Bildu. El gobierno Frankenstein de Sánchez no es la alternativa a un Gobierno empantanado de corrupción. La alternativa la decidirán todos los españoles en las urnas.

-¿Qué plazo le van a dar a Rajoy para que convoque elecciones?

-Nosotros ponemos encima de la mesa la solución democrática. Hay que dejar aprobados los PGE y el 155 extendido en Cataluña para no poner en juego la estabilidad y la unión entre todos los españoles frente al golpe. En la próxima Ejecutiva concretemos plazos y condiciones. Pedimos elecciones porque la corrupción del partido del Gobierno ha liquidado la legislatura. Si Rajoy decide enrocarse en su asiento y no quiere dar la voz a los españoles, las elecciones las convocará el Congreso con una moción de censura instrumental.