La Ley de Memoria Histórica provoca el primer encontronazo entre PSOE y Vox en la Asamblea

El diputado socialista Francisco Lucas (izq.) y el portavoz parlamentario de Vox, Juan José Liarte (der.)./LV
El diputado socialista Francisco Lucas (izq.) y el portavoz parlamentario de Vox, Juan José Liarte (der.). / LV

Los socialistas presentan una moción para que el Gobierno regional elabore un catálogo de los vestigios del franquismo existentes en la Región y el portavoz parlamentario del partido de Abascal, Juan José Liarte, contestó que el «odio idiotiza»

EFECartagena

Una moción presentada por el PSOE para que el Gobierno regional elabore un catálogo de los vestigios del franquismo existentes en los municipios de la Región, con el objetivo de que se retiren en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, provocó el primer encontronazo entre socialistas y Vox en la Asamblea Regional.

En la defensa de la iniciativa, que fue rechazada por PP, Cs y Vox, el diputado socialista Francisco Lucas aseguró que 36 de los 45 municipios de la Región todavía no han acometido la retirada de símbolos por «inacción», desconocimiento o falta de interés, además de lamentar que España es el «único país» que mantiene calles con los nombres de militares que «cometieron crímenes contra la Humanidad».

Por su parte, el portavoz parlamentario de Vox, Juan José Liarte, contestó a Lucas que el «odio idiotiza», que la izquierda tiene una «profunda aversión» por el «Gobierno autoritario» de Franco, y defendió que se mantengan los nombres en las calles con los nombres de estas personas porque «tratar de borrar la historia llamándola memoria» es una «mentira» y un «fraude contra los españoles».

Liarte puso como ejemplo que caminando por una calle dedicada al ex secretario general del PCE, Santiago Carrillo, su hijo le preguntó quién era y le contestó que «un señor que mandó asesinar a miles de personas en Paracuellos del Jarama» durante la Guerra Civil.

Ante estas manifestaciones, Lucas contestó al portavoz parlamentario de Vox que prefiere «defender los derechos, la justicia y la recuperación de la dignidad» antes que «los hijos de los de Vox» reciban explicaciones como las que puso como ejemplo Liarte.

Por su parte, la diputada de Ciudadanos Valle Miguélez explicó que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, está «jugando con la estabilidad del país» utilizando la dictadura con una finalidad «partidista y electoralista». «El PSOE está resucitando continuamente a Franco para no hablar de los temas que le preocupan realmente a los españoles», apostilló.

En la misma línea intervino el portavoz parlamentario del PP, Joaquín Segado, quien emplazó al PSOE a que se fije en la «transición modélica» de España y no actúe con el ánimo de «hacer justicia para querer ganar votos». «Es de políticos mezquinos no hablar de lo que les preocupa a los españoles», apostilló.

Además, la Comisión de Asuntos Generales e Institucionales de la UE y Derechos Humanos sí aprobó por unanimidad una moción de Ciudadanos en la que insta al Gobierno central para que ejecute las acciones necesarias para que las Ciudades de la Justicia de Cartagena, Lorca y Molina de Segura sean una realidad en el más breve plazo posible. También por unanimidad salió adelante la iniciativa del PP en la que reclama una reforma del Código Penal para perseguir de manera más efectiva los delitos por conducción bajo los efectos de las drogas.

Durante el debate de esta moción, Liarte consideró que la sociedad se ha «relajado» en la lucha contra la droga y ha puesto como ejemplo que en Cartagena «sabemos que hay personalidades con posiciones destacadas que consumen cocaína».

Más