Mejoran el sistema de la piscina de la Universidad de Murcia para hacerla apta a personas alérgicas al cloro

Vista parcial de la piscina de la Universidad de Murcia. / UMU
Vista parcial de la piscina de la Universidad de Murcia. / UMU

Los cambios realizados en el sistema de depuración han mejorado la calidad del agua y disminuyen el impacto ambiental de la instalación

UMU MURCIA.

La piscina universitaria cuenta este curso con un nuevo sistema de depuración que ha mejorado notablemente la calidad del agua, tal como muestra el informe técnico del Servicio de Calidad Ambiental, Seguridad Alimentaria y Nutrición realizado por la propia Universidad de Murcia.

El anterior sistema de desinfección por bromo ha sido sustituido por una instalación de desinfección mediante hidrólisis e ionización Cu/Ag (cobre/plata) con control automático del pH. La Universidad de Murcia ha sido una de las instituciones pioneras en instalar este sistema innovador que permite el baño a personas que sufren reacciones al cloro y elimina el exceso de productos químicos en el agua.

Concretamente, algunas de las ventajas que se han obtenido son: la disminución de sal para los procesos de electrolisis salina, la eliminación de sabor y olor a cloro y un alto grado de transparencia del agua.

Tal y como demuestra el citado informe, este sistema disminuye hasta en un 50% el consumo de agua de renovación. Esta disminución repercute en el consumo energético de las calderas al tener que calentar menos agua renovada de la red, que entra en el circuito a 22º y alcanza más de 30º en el interior.

La inversión para la instalación ha sido de 32.578 euros. La empresa adjudicataria ha cofinanciado en un 44% dicho importe, lo que corresponde a los gastos fungibles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos