La CHS mejora dos canales de drenaje para paliar las riadas en el Mar Menor

El delegado del Gobierno, Diego Conesa, y el presidente de la CHS, Mario Urrea, ayer en Torre Pacheco. / CHS
El delegado del Gobierno, Diego Conesa, y el presidente de la CHS, Mario Urrea, ayer en Torre Pacheco. / CHS

Tienen como misión desviar el agua hacia la rambla del Albujón para proteger a los municipios costeros en los episodios de lluvias torrenciales

EP

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha comenzado las obras para acondicionar los canales de drenaje D4 y D7, dos infraestructuras esenciales para desviar hacia la rambla del Albujón el agua cuando se producen lluvias torrenciales, protegiendo frente a inundaciones el municipio costero de Los Alcázares y otras zonas del Campo de Cartagena.

En noviembre se produjeron fuertes lluvias en la cuenca del Segura, principalmente en la comarca del Campo de Cartagena. El episodio produjo una elevada escorrentía superficial que provocó graves daños en las poblaciones de Pozo Estrecho, La Puebla, Torre Pacheco y Los Alcázares. Resultaron afectadas, perdiendo en parte su funcionalidad, las infraestructuras pertenecientes a los canales de drenaje de riego D7 y D4 debido al desbordamiento de la rambla del Albujón. Así, se declararon las obras de emergencia con la finalidad de recuperar su capacidad de desagüe y de contención de las aguas. El presupuesto de estos trabajos es de 414.000 euros.

Los trabajos que se están llevando a cabo consisten en la limpieza, despeje y desbroce de los canales, que han quedado llenos de restos vegetales y escombros tras las últimas inundaciones; y la reparación y/o reconstrucción de la sección de los canales en los tramos más afectados por la avenida y recuperación de su perfil longitudinal.

Diego Conesa y Mario Urrea supervisaron ayer los trabajos en el Campo de Cartragena

Así como la ampliación de la sección hidráulica de varios pasos de vehículos a nivel sobre los canales. Se están haciendo más elevados para que no interrumpan su capacidad de desagüe y la rectificación del trazado de las desembocaduras en una longitud aproximada de 100 metros, aumentando el ángulo de incidencia con la rambla del Albujón, mejorando así la capacidad de desagüe.

Además de la protección de escollera en el talud de los canales en determinados tramos más expuestos a las avenidas, según detallan fuentes de la Confederación.

Puntos de aliviaderos

El canal de drenaje de riego D4, ejecutado por la CHS y situado aguas abajo del casco urbano de Torre Pacheco, vierte sus aguas en la rambla del Albujón y permite aliviar una parte de las aguas que llegarían hasta Los Alcázares. Tiene una sección en tierra y una longitud aproximada de dos kilómetros. El canal de drenaje de riego D7, también ejecutado por la CHS, desagua en la rambla del Albujón y tiene una longitud de cuatro kilómetros. Además, el canal dispone de dos aliviaderos en puntos intermedios que permiten desaguar el canal para tratar de minorar los daños en situaciones de emergencia por desbordamiento.