«Lo mejor para un maestro es escuchar las experiencias de otro docente»

Noelia Tomás. / G. L.
Noelia Tomás. / G. L.

Noelia Tomás es una 'Influencer' educativa

GUSTAVO LÓPEZ

La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, recibió hace unos días a algunos de los educadores más influyentes en el ámbito regional con el objetivo de analizar el panorama escolar actual en la Región y tratar asuntos como innovación, recursos, nuevas tecnologías y metodologías. Entre los cinco 'influencers' convocados se encontraba la maestra del colegio de Infantil y Primaria Príncipe Felipe de Jumilla Noelia Tomás.

-¿Qué siente al estar entre los cinco educadores más influyentes de la Región?

-El término 'influencer' suena, la verdad, un poco frívolo al hablar de educación, pero quizá resuma lo que han querido transmitir sobre nuestra aportación en redes sociales y blogs. Rechina un poco, pero estoy contenta por este reconocimiento. Cuando la consejera de Educación nos citó, lo cierto es que no sabía muy bien de lo que se trataba, pero nos dijo que para ella era necesario y muy importante mantener esta toma de contacto con los educadores más influyentes, ya que las tendencias en las redes sociales son vitales y es fundamental poner en valor la interacción constante que se da en la sociedad actual, en la que el desarrollo de la educación es un pilar fundamental.

-¿Cómo se llega a ser una 'influencer' de la educación?

-No me considero tan influyente, simplemente tengo ya hace siete años el blog 'Francés hasta en la sopa', donde comparto mi día a día con los alumnos, actividades, inquietudes, recursos y todo alrededor de la asignatura que imparto. Además, hace un tiempo entré en el mundo de Twitter, que tiene un claustro virtual al que hay que hacerle un monumento. A mí me abrió muchas expectativas educativas y ahí pude aprender de un montón de docentes, a los que en muchos casos solo conozco virtualmente, pero me enriqueció mucho, y utilizándolo solo de forma profesional, educativa y pedagógica aporta muchísimo.

-¿Cómo llegó la Consejería a conocer su trabajo?

-Después de Twitter empecé en Instagram y ahora hay muchas personas que me siguen, a los que les gusta mi forma de trabajar, algo que llegó a la Consejería y, por eso, es cuando nos llaman para este encuentro y para compartir nuestras experiencias.

-En esa reunión también tuvo la oportunidad de conocer a otros docentes como usted.

-Fue lo más interesante. Nos reunimos dos compañeros de la educación pública, dos de la concertada y uno que trabaja en la propia Consejería, y esas diferencias de visión nos aportaron que el mundo virtual está en auge y compartimos nuestras inquietudes, propuestas y proyectos innovadores. Los cinco seleccionados en este encuentro además de mí, que desempeño mi labor en el CEIP Príncipe Felipe, fueron el técnico docente en el Servicio de Ordenación Académica de la Consejería José Blas García, el maestro del CEIP Campoazahar (La Matanza-Santomera) Antonio Bernabéu, el maestro del CC Los Olivos de Molina de Segura, Antonio Jiménez y el maestro del CC Fuenteblanca de Murcia, Antonio Méndez.

-¿Y han quedado para un próximo encuentro?

-Pues ahora nos seguimos nuestros trabajos y hemos quedado para poder hacer algo en común, e incluso organizar jornadas y, sobretodo, continuar con los contactos. Espero que este primer encuentro no sea el último, sino el inicio de una nueva forma de acercar la educación a los alumnos y también a sus padres.

-¿Qué tiene su blog que lo hace tan especial y tan atractivo?

-Mi trabajo diario. Lo utilizo en cada clase y, además, los padres pueden entrar para ver la marcha de las clases y también puede ser utilizado por otros compañeros. No hay otra formación mejor que escuchar a más docentes y conocer sus experiencias. Porque todo está inventado y, muchas veces, aplicar en las clases métodos y formas que otros compañeros ya están utilizando y con las que alcanzan un alto rendimiento, puede ser muy beneficioso para los alumnos.

-La comunidad educativa del colegio Príncipe Felipe estará muy contenta.

-Sí, aunque en mi claustro todos somos iguales. Yo soy una más y esto pues personalmente te anima a seguir trabajando en esta línea para beneficiar siempre a los alumnos.